Una compañía amiga

La agencia de viajes que trabajará con la ANFP es de Raimundo Achondo, íntimo amigo de Salah y Fazio. La empresa está asociada hace 13 años con el COCh.


Luego de ganar una licitación, Mundo Tour volverá a ser la agencia en que la ANFP confiará la logística de sus viajes. La empresa ya prestó estos mismos servicios durante la etapa de Harold Mayne-Nicholls en la sede de Quilín.

La firma es propiedad del ex futbolista Raimundo Achondo, quien mantiene una amistad de muchos años con Arturo Salah. De hecho, para cada víspera de Navidad, ambos realizan junto al ex animador César Antonio Santis y Manuel Pellegrini una especie de ritual, que se extiende por más de cuatro décadas, y que consiste en comprar juntos los regalos de las fiestas. También es íntimo amigo de Fazio.

Achondo, quien no respondió los llamados de La Tercera, también le tendió una mano a Neven Ilic, cuando éste recién asumió la testera de un desprestigiado Comité Olímpico, en 2004. Por esos años, la entidad enfrentaba diversas acusaciones de corrupción.

“En esa época ninguna agencia de viajes quería trabajar con el COCh, por los malos registros de pago. La agencia se convirtió en un aliado, porque era la única que da crédito para la compra de los pasajes. Incluso, cuando la plata no se transfiere a tiempo desde el Estado. De esa manera, asegura que los viajes de los deportistas nunca se vean perjudicados por asuntos burocráticos”, explican oficialmente desde el Comité Olímpico.

El año pasado, el directorio se abrió a escuchar otras propuestas. Sin embargo, optaron por no hacer modificaciones, debido a la garantías que conseguían. “Se tomó la decisión, porque nadie ofrecía tantos días de crédito como Mundo Tour, lo que sirve para resguardarse. Así, en caso de que no esté la plata, los pasajes están igual”, añaden.

Justamente en la sede del COCh, la compañía de viajes cuenta con una persona con dedicación exclusiva para atender los asuntos logísticos de los deportistas.

Pero también existe molestia en algunas federaciones, porque están obligadas a utilizar a Mundo Tour como único proveedor, ya que, por problemas de caja, varias de ellas no pueden administrar sus dineros, los que son manejados a través del Plan Olímpico.

“Nadie comprende que una vez aprobado el presupuesto, por qué en su momento Mundo Tour saca tardíamente los pasajes. Muchas veces 40 días antes nosotros ya sabemos quiénes van a los campeonatos, pero pese a eso los compran tarde y los precios se elevan”, señala David Jiménez, presidente de la Federación de Esgrima, quien agrega: “El ahorro ha sido significativo desde que empezamos nosotros a administrar nuestros fondos. Antes no podíamos salir con equipos completos, porque Mundo Tour compraba los pasajes muy encima”.

Desde el IND descartan esta situación y aclaran en una versión oficial: “Eso no es así, porque las federaciones tienen que pedir los pasajes de 20 a 30 días antes. Y si ocurre lo que se señala -lo que ha pasado- es porque las federaciones no envían información. O a veces las confederaciones les cambian la sede a última hora”.

Seguir leyendo