UCI minimiza el bochorno

Autor: Ignacio Leal

El juez colombiano Héctor Arcila aseguró que situaciones como la de la pista en Peñalolén son normales en Latinoamérica. Ayer entrenaron los chilenos.


Hubo incertidumbre ayer en Peñalolén. Los rumores por el estado de la pista aún eran fuertes entre los corredores, quienes llegaron con suspicacias al primer entrenamiento oficial de la cuarta fecha de la Copa del Mundo. Los primeros en probar la recién pulida y aspirada superficie del velódromo fueron los equipos de China y Estados Unidos, a las 10.45 de la mañana. Antes, minutos antes, aún personal del recinto aspiraba y limpiaba la pista y sus alrededores.

Pero ya todo está en orden. Así, al menos, aseguró el juez UCI Héctor Arcila, colombiano de gran experiencia en eventos ciclísticos latinoamericanos. Pese a la evidente demora en las reparaciones de la pista, Arcila defiende que ésta aún cumple con los tiempos oficiales. “Estamos listos. Se ha trabajado intensamente domingo, lunes y martes. Hoy (ayer) comienzan los entrenamientos oficiales”, comentó.

Como representante de la UCI, Arcila minimizó todos los problemas que el recinto hasta ayer tuvo para su utilización e incluso aseguró que el retraso era algo normal para la región. “Nuestros países, hablo del conglomerado latinoamericano, no son el primer mundo. No somos ingleses ni alemanes, sepámoslo. Somos de una cultura de que las cosas las hacemos sin el orden preestablecido que deberíamos tener. Se puede decir ahora que esto se pudo haber hecho 15 ó 20 días antes, quizás, pero no se hizo y lo cierto es que para los días oficiales sí va a estar”, recalcó.

Ayer, el multicampeón François Pervis reconoció a La Tercera el temor por los reparos a última hora, asegurando que existen peligros en la pista. “Las llantas pueden explotar y causar colisiones muy peligrosas”, declaró el francés, lo que Arcila, en cambio, renegó: “Una rueda se puede reventar por muchas razones, una de ellas es por caída. La superficie del velódromo está perfecta”.

Los corredores prefieren confiar. “En estos momentos no está bien la pista, pero están trabajando en ella. Los próximos días espero que esté mejor”, aseguró Martin Cechman, uno de los tres checos en competencia. “Arquitectónicamente, el velódromo es muy bonito. ¿Sobre la pista? Si uno la ve, parece que no está preparada, pero confío en que la organización lo hará bien”, agregó el estadounidense Daniel Holloway.

Ayer, además, el equipo chileno entrenó por primera vez después de los Juegos Bolivarianos. Los nacionales, que competirán en la cuarteta de persecución, recibieron parte de los implementos que exigieron como condición para estar presentes: ruedas, cascos y maillot.

Inicialmente, el entrenamiento estaba pactado para las 9 de la mañana, pero se postergó para las 16.00. Entrenaron todos menos Antonio Cabrera, quien presentó licencia siquiátrica y no competirá. Mañana a las 20.00 comienza la Copa, con la clasificación por equipos en persecución.

#Tags


Seguir leyendo