Tropezón y caída: el pasto del Monumental complica a la Roja

La lluvia afectó la cancha de Macul, que había resistido dos conciertos.


La cancha del estadio Monumental había resistido de buena forma los dos eventos artísticos que se realizaron durante las últimas semanas: la presentación de Bon Jovi y el festival Santiago Rock City. Tanto Colo Colo como las productoras a cargo de los respectivos montajes habían cubierto el campo de juego para que se mantuviera en las mejores condiciones posibles para el duelo entre Chile y Ecuador.

Sin embargo, anoche surgió un ‘enemigo’ inesperado: la lluvia. Las precipitaciones que cayeron sobre la región Metropolitana transformaron la cancha de Macul en una superficie resbaladiza, jabonosa.

Aunque ambos equipos tomaron las debidas precauciones y los futbolistas utilizaron tapones duros y más largos que lo habitual, hubo varios que sufrieron las consecuencias de las condiciones en que estaba la cancha. De cada lado. De hecho, Gonzalo Jara y Francisco Silva se resbalaron, lo que puso generarle complicaciones al equipo de Juan Antonio Pizzi.

Seguir leyendo