Todos contra Sampaoli

La igualdad ante Perú tiene al casildense con un pie afuera del Mundial. Su sueño albiceleste está a un paso de derrumbarse, con cientos de críticas a su trabajo.


“Esto es cumplir un sueño, un anhelo de mucho tiempo. Este lugar lo admiré siempre. Cada vez que iniciamos un proyecto era con este sueño y ahora se cumplió. Tenemos que construir un equipo que respete la historia del fútbol argentino”. Así comenzaba Jorge Sampaoli, el pasado 1 de junio, su historia con la selección argentina. Seguramente, ni en el peor de sus sueños el casildense imaginaba que 128 días después, ese sueño se estaría transformando más en una pesadilla que en otra cosa. Hoy, la Albiceleste está fuera incluso del repechaje y con el técnico cuestionado por casi todos los sectores del fútbol argentino.

Al transandino le critican, básicamente, todo lo que hace: desde su elección de jugadores, pasando por la decisión de mover el partido ante los incaicos a La Bombonera, también por la facultad que ayer le dio a los seleccionados para que vieran si se mantenían concentrados, o sus declaraciones tras el 0-0 con Perú.

El periodismo perdió la paciencia. Los hinchas también. Futbolistas y entrenadores se ensañan en las críticas. Es que ni siquiera haber encontrado una versión de Messi que se acerca bastante a la que juega en el Barcelona le alcanza. O que la Albiceleste haya al menos mostrado una línea futbolística -no avasalladora, pero línea al fin-. Los empates consecutivos ante Uruguay, Venezuela y Perú pesan más. Eso, claro, llevó a que Argentina pasara del quinto puesto cuando asumió el ex técnico de Chile, a hoy estar en la sexta plaza.

“Sampaoli se maneja con mucha soberbia. Cree que posee una mente brillante. Pero sus errores y caprichos dejaron a la Selección en terapia intensiva y con un respirador artificial que debemos agradecer a los goles que Paraguay le hizo a Colombia sobre la hora”, analizó Gustavo López, reconocido comentarista transandino. Su colega Mariano Closs no fue menos: “Sampaoli se sigue equivocando en todo”.

En las redes sociales la cosa no cambia. Los forofos dicen estar cansados. De hecho, el hashtag #ÁndateSampaoli se viralizó rápidamente. Incluso, las encuestas lo sepultan. Por ejemplo la que hizo Fox Sports Argentina, donde le consultaban a sus internautas: ¿Confías en Sampaoli para llevar a Argentina al Mundial? “Ni un poco” lideraba con un 42%, “Hasta ahí no más” le seguía con un 37% y apenas un 21% respondió “plenamente”.

Encima, el plantel lo ayuda poco. Al menos así se vio públicamente. Porque dicho está, ayer el entrenador le dio permiso a los jugadores para decidir por cuenta propia si es que se mantenían concentrados. ¿La respuesta de los futbolistas? Sólo Messi y Mascherano se quedaron en Ezeiza. Ése gesto le valió una nueva lluvia de críticas al casildense.

Sampaoli está con la soga al cuello. No sólo por el frágil presente de la selección, si no que también por la presión sobre sus hombros. El estratega está obligado a ganar en Ecuador, cosa que Argentina no logra hace 16 años.

Seguir leyendo