Temuco se ilusiona con el continente

Los araucanos se impusieron 1-0 a Antofagasta.


Temuco venía envalentonado tras ganarle a Colo Colo. Por lo mismo, Dalcio Giovagnoli repitió la táctica con que enfrentó a los albos. Y el triunfo albiverde llegó de forma idéntica: con un penal de Martínez (67′).

Considerando, además, que Larcamón se plantó de forma muy parecida a la de Guede, los araucanos salieron a presionar en campo rival con siete jugadores.
Los Pumas, sin embargo, liderados por la precisión de Pablo Corral y la férrea marca de Bruno Romo, no tenían problemas para superar esa línea de presión. Así, dejaban a sus rápidos atacantes mano a mano con los tres albiverdes que los esperaban en su campo. Lo mismo hizo aparecer a Gamonal.

El arquero local se mostró muy seguro. De hecho, tuvo dos grandes intervenciones que pudieron significar la apertura de la cuenta y alejar al equipo de Giovagnoli del sueño de entrar a un torneo internacional. Y cuando el meta no pudo, apareció Rubén Cepeda para despejar un cabezazo desde la línea. Antofagasta era más, pero no podía plasmarlo en el marcador. Y dicha tarea se le complicó aun más con la salida, por lesión, de Pablo Corral, su pieza fundamental en el dominio sobre Temuco.

En dos minutos, los locales tuvieron dos ocasiones claras de gol. Luego, un tiro libre de Aceval pasó cerca. Antofagasta corría detrás de la pelota.
Ante ese trámite, no extrañó cuando Cristián Rojas derribó a Matías Donoso en el área y, acto seguido, Martínez abrió la cuenta.

Todo se hacía más difícil para los visitantes. Más todavía con la actitud con que entró Ureña, el reemplazante de Corral. La acción en que le alegó a Osorio por una inexistente mano mientras tenía el balón enfrente suyo picando para fusilar a Garcés, con el partido 0-0, es el retrato perfecto de su actuación.

Así se diluyen las opciones antofagastinas de título y Temuco se ilusiona con entrar al continente.

Seguir leyendo