Rodrigo Sepúlveda

Rodrigo Sepúlveda

Periodista.

El Deportivo

Señor Rueda


Señor Rueda:

No será brusco su cambio. Es más, se sentirá como en casa. No escuche al comunicador Andrés Marocco. No le crea que acá en Chile hay un ambiente hostil para sus compatriotas. Eso es mentira. Cualquier foráneo de manos limpias es bienvenido a este país. De entrada le reconozco que me gustaba más el nombre de Eduardo Berizzo, pero usted nunca me desagradó. Le voy a confesar algo: hasta el día de hoy nadie me ha hablado mal de usted, ni siquiera un twittero con cara de huevo y eso en esta época es un milagro.

Arepa queso, arepa huevo, sancocho de gallina, arroz atollado, empanadas vallunas, manjar blanco, encontrará en varios rincones. Música caleña y belleza colombiana van a emperifollar siempre su paisaje. Adecuado sonsonete, correcto vocabulario y la buena educación colombiana será frecuente en sus recorridos por las calles de Santiago. Llega a un país que está esperando al Papa Francisco, que tiene al dólar en franca caída en 604 pesos y que ya eligió Presidente de la República. Le aprovecho de pasar un dato útil: si se topa en algún evento con el Presidente electo Sebastián Piñera, salúdelo, no le esconda la mano. Hoy Santiago disfruta de sus vacaciones de verano, no piense cuando llegue que su lugar de residencia será tan despejado. Con taco se sentirá como en Bogotá. Todo pensado.

Con la selección el trato acá es bipolar. Si le va mal el hincha pedirá su salida y, si le pasa lo contrario, podrían construir su estatua. Cuesta mantener el equilibrio, la selección es lo máximo y la deberá respetar como si fuera la suya, señor Rueda. Tendrá que conversar con cada uno del plantel y convencerlos de un proyecto. Deberá enfrentar a Claudio Bravo y a Arturo Vidal después del bombardeo twittero. Podrá sumar y eliminar. Tiene en sus manos la opción de barrer lo que no necesite y agregar lo que precise. No crea cuando le digan que todos estos jugadores son borrachos, indisciplinados y holgazanes. Es falso. Malas conductas existieron, existen y existirán, pero no se bañe de prejuicio por lo que escucha desde la cuneta. Pero le aconsejo que imponga disciplina desde el primer día. Así funcionará mejor… Hágalos entender que el venir de concentración a Chile no es el momento de un festín con el grupo de amigos. Viaje a Europa y converse con ellos, cree lazos y escuche. Son buenas personas. No se olvide de ir a México un par de semanas. Ahí creció a 25 la delegación de futbolistas seleccionables. Vea centrales. Busque laterales. Reflexione si Medel puede volver a jugar como volante. Incorpore a Marcelo Díaz, eliminado injustamente por Pizzi. Antes de tomar alguna decisión escuche a Hernán Caputto y a Héctor Robles… Borrarlos de un plumazo sin saber lo que piensan es apresurado, pues en esas menores está el recambio natural. Con la prensa no se esconda, no es que tengamos que escuchar su voz como la de Luis Fonsi, sin embargo, esfumarse en momentos claves sería un disparate. Como usted va a estar en Juan Pinto Durán abra algún cajón de la pieza de Pizzi para ver si dejó algún informe útil. Le cuanto que se marchó de Chile sin dar la cara y dejó una carta ordinaria que ni siquiera leyó públicamente. Pero no se preocupe… Macanudo igual dirigirá en el Mundial.

Dos últimas sugerencias: traiga ropa para toda estación y sepa desde el inicio que en Chile nos acostumbramos a ganar, por lo tanto, a Brasil hay que ir a revalidar el título de campeón y el mundial de Qatar no lo veremos por televisión.

Nota: hay elecciones de Presidente en la ANFP a fin de año. ¿Qué hará si no sigue Arturo Salah? Ya conocemos experiencias anteriores.

#Tags


Seguir leyendo