El Deportivo

Rusia sin La Roja les dolió a todos

Hubo pocas dudas en torno al momento más impactante o emotivo del año. El fútbol trascendió a todos los deportes y la eliminación de la Roja del Mundial de Rusia se impuso en esta categoría, por delante de la elección de Neven Ilic como presidente de la Odepa y el accidente de Gustavo Guga Ortiz, rider de mountain bike.

Chile arrancó las Eliminatorias con el sueño de clasificar por primera vez en su historia a un tercer Mundial en línea. El camino, hasta antes de las fechas 15 y 16, apuntaba a que Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Gary Medel, Claudio Bravo y compañía estarían nuevamente en la máxima fiesta del fútbol, tal como en Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. Sin embargo, todo se derrumbó en seis días.

De un plumazo, las derrotas consecutivas con Paraguay (0-3 en Santiago) y Bolivia (1-0 en La Paz), pusieron al Equipo de Todos contra las cuerdas, al punto de llevarlo al borde del precipicio. A dos fechas del cierre del camino a la cita planetaria, la Selección caía al sexto puesto, y por delante tenía dos duelos durísimos: Ecuador de local y Brasil de visita.

El primer paso se dio ante los ecuatorianos, aunque la verdeamarela le dio un cachetazo al equipo de Juan Antonio Pizzi (quien luego de renunciar asumió en la selección mundialista de Arabia Saudita) tras golearlo por 3-0. Encima, los otros resultados no ayudaron y Chile se quedaba sin Mundial por diferencia de goles. Perú entraba al repechaje y se burlaba del combinado criollo.

El mundo del fútbol reaccionó con sorpresa, al punto de poner a Chile, bicampeón de América y reciente finalista de la Copa Confederaciones, dentro de las grandes sorpresas que se quedaban abajo del avión a Rusia, junto a Italia, Holanda y Estados Unidos. Desde distintas latitudes y diversos personajes se mostraban atónitos imaginándose un Mundial sin la Roja. “Me sorprendió, como a todos. Porque fue campeón de las últimas dos Copas América y tenía un grupo acostumbrado a ganar. Se trata de un gran equipo, con muy buenos jugadores”, señaló el mismísimo Lionel Messi. Y eso es mucho decir.

Para la anécdota quedará la resolución del TAS que en su momento hizo reír a la Roja. Meses después, sólo significó lágrimas. Por muy raro que suene. Si no se hubiese apelado al tribunal, Chile hubiese terminado con 24 puntos en la tabla y Perú con 23. Y aunque la Roja hubiese tenido las mismas unidades que Paraguay, la diferencia de goles habría favorecido a los nacionales. Por lo tanto, el equipo de Macanudo hubiese disputado el repechaje ante la débil Nueva Zelanda, que se quedó en el camino tras caer ante los incaicos.

Chile se quedó sin Mundial. Y tal como en Alemania 2006, Japón y Corea 2002 y tantas otras veces, deberá seguirlo a distancia, por televisión. El hecho no sólo le dolió al fútbol y su entorno. También a las otras disciplinas, tal como se refleja en la presente encuesta, que también lo sufrieron. No estar en Rusia el próximo año fue un mazazo que les dolió a todos.