El Rey se pierde la última batalla

En un disputa aérea, Vidal se ganó una amarilla evitable que le significa perderse el partido en Brasil. Pizzi no descarta convocar un jugador de emergencia.


Arturo Vidal es de esos jugadores a los que no les gusta perderse ni el picado de playero de las vacaciones. Por lo mismo, quedar fuera de la última fecha de las Eliminatorias, en el trascendental partido contra Brasil en Sao Paulo, fue el castigo más duro para el volante de Chile en medio de la milagrosa victoria sobre Ecuador en el estadio Monumental.

Fue en el minuto 59. Pelota aérea al mediocampo, que el jugador fue a pelear a destiempo. Tenía pocas posibilidades de ganarle al volante ecuatoriano y de todas maneras, el Rey fue a pelearla, con el brazo en alto, más abierto del límite de lo permitido.

En su impulso, Vidal le pegó en la cara al mediocampista de la Tri y fue el mismo chileno quien de inmediato se dio cuenta de lo que venía. Miró de inmediato a Sandro Ricci, acusando la culpa. Vio que la amarilla era casi un hecho y en un intento desesperado de convencer al árbitro de revertir su decisión, lo abrazó. Pero al momento en que lo soltó, el juez brasileño le mostró la cartulina maldita. Chile irá a jugarse a Brasil la clasificación a Rusia sin uno de sus jugadores fundamentales. El más importante, posiblemente

Ésta fue la sexta amarilla del Rey en este proceso eliminatorio. La anterior había sido en la derrota por 0-3 frente a Paraguay, en el Monumental, el 31 de agosto. Otro partido fundamental de estas Eliminatorias en que el volante del Bayern no estará. En marzo frente a Argentina, en Buenos Aires, las amarillas nuevamente lo dejaron afuera, por ser amonestado frente a Bolivia (3-0, gracias el TAS) y en la victoria contra Uruguay (3-1). Tampoco había jugado contra los transandinos en el Nacional, por amonestaciones en la derrota frente a los charrúas (3-0) y el empate con Colombia (1-1).

Obviamente, el cuerpo técnico de la selección chilena lo siente más que nunca. En el partido más importante desde que se hizo cargo del combinado mayor, Pizzi no contará con su trío de oro del medioterreno. A Marcelo Díaz lo marginó el técnico, Charles Aránguiz está lesionado y Vidal está suspendido. Salvo que un milagro permita la recuperación del Príncipe, Chile jugará ante Brasil sin el triángulo que tanto éxito le dio y que para muchos era de los mejores del mundo.

“Es mejor que estén todos para ser más fuertes, pero ya hemos demostrado que ante la ausencia de jugadores importantes, hemos sabido que el colectivo se impone y disimula el de los jugadores que nos faltan. Tenemos un plantel que diseñamos para tener esa garantía”, explicó en su conferencia Juan Antonio Pizzi. Palabras protocolares, seguramente, porque reemplazar al Rey Arturo no es nada de sencillo.

Por lo mismo, el entrenador de la Roja no descartó la posibilidad de llamar de emergencia a un futbolista para completar la nómina. Entre los volantes que fueron reservados antes de la fecha doble están Matías Fernández, Carlos Carmona, Esteban Pavez y el mismo Marcelo Díaz.

Terminado el partido, Vidal se quedó más tiempo que el resto aplaudiendo al público, como pidiendo perdón por una amarilla que era evitable. De todas formas, el volante quiere viajar con sus compañeros a Brasil. Todo depende de que el Bayern se lo autorice.

Seguir leyendo