Pinilla da la última señal de optimismo: “No era necesario infiltrar”

El delantero fue escueto a su llegada al Estadio Nacional, pero entregó indicios de que estará en la formación de la U para enfrentar a la UC.


Mauricio Pinilla llegó sonriendo al camarín que Universidad de Chile ocupará en el Estadio Nacional. Los azules arribaron a eso de las 10.10 horas al vestuario 1 del recinto de Ñuñoa y el delantero lucía tranquilo y feliz: el tratamiento al que se sometió para superar el esguince de tobillo derecho que sufrió en el partido frente a Antofagasta, por la Copa Chile, había dado resultados.

El delantero no quiso confirmar, al menos con palabras, su titularidad. Sin embargo, se refirió a su preparación. “Entrené. ¿Bien? No sé”, declaró a la transmisión del Canal del Fútbol”. Posteriormente, consultado acerca de una eventual infiltración que le permitiera afrontar el duelo ante los cruzados en mejores condiciones, sentenció: “No era necesario”.

 

Seguir leyendo