Pellegrini se queda sin la Champions de Asia en la última fecha

Autor: EFE

Manuel Pellegrini, en el Hebei Fortune.

El Tianjin Quanjian se quedó con el cupo tras vencer al campeón, sumado a la derrota del cuadro del chileno.


El Guangzhou Evergrande selló hoy un nuevo título de la liga china de fútbol, pero el interés de la última jornada del campeonato estuvo en la último plaza para la Champions de Asia, que el Tianjin de Fabio Cannavaro le quitó al Hebei de Manuel Pellegrini.

Con casi todo ya decidido en esta jornada, el Tianjin Quanjian de Cannavaro se impuso a domicilio al Guangzhou Evergrande por 1-2, mientras que el Hebei China Fortune de Pellegrini cayó 5-4 ante un Shandong Luneng que ya no se jugaba nada,.

El Guangzhou Evergrande, que ya tenía el título matemáticamente ganado, llegó a la última jornada muy relajado mientras que el Tianjin se impuso con tantos del francés Modeste y el chino Sun Ke, mientras que Feng Xiaoting marcó para los locales.

Mientras tanto, los tres tantos del uruguayo Ezequiel Lavezzi no fueron suficientes para que el Hebei de Pellegrini pudiera alcanzar la Champions de Asia, frente a un Shandong donde el brasileño Diego Tardelli hizo otras tres dianas.

Aún así, el Hebei China Fortune tendrá una oportunidad de rebote si el SIPG gana la Copa de China al Shanghái Shenhua.

Además, del Guangzhou, que se ha anotado su séptima liga consecutiva, jugarán la Champions de Asia el Shanghái SIPG que dirige el portugués André Villas-Boas y el Tiajin Quanjian de Cannavaro. Descienden a Segunda división el Yanbian Funde y el Liaoning Whowin y subirán a la Superliga el Dalian Yifang y el Beijing Renhe, ambos entrenados por dos técnicos españoles, José Ramón López Caro y Luis García Plaza, respectivamente.

El máximo goleador de esta temporada ha sido el israelí Eran Zahavi (Guangzhou R&F), con 27 tantos, seguido del brasileño Ricardo Goulart (Guangzhou Evergrande), el chino Wu Lei y el uruguayo Lavezzi, los tres con 20 dianas, aunque este último también se anotó 15 asistencias.

El atacante español Jonathan Soriano cerró su primera temporada en China con 16 tantos y dos asistencias para el Beijing Guoan, lo que le aúpa al séptimo puesto en la clasificación de goleadores.
Esta liga que termina ha sido la última de los fichajes galácticos, ya que después de traspasos multimillonarios como los del argentino Carlos Tévez, las autoridades entraron en escena imponiendo tasas a la contratación de jugadores extranjeros.

Además, Tévez ha sido el ejemplo más claro de cómo algunas figuras llegan a China pero no se integran en el país ni en el equipo y acaban decepcionando.

Al final, Tévez, que según algunas informaciones fue en el momento de su fichaje el futbolista mejor pagado del mundo, se perdió prácticamente media temporada por lesiones y quedó en el puesto 46 de la clasificación de goleadores, con cuatro tantos y cinco asistencias.

Su equipo, el Shanghái Shenhua, quedó en una mediocre undécima plaza en una liga de 16 clubes, aunque aún podría resarcirse si gana la Copa, una competición a dos partidos que se disputarán los próximos días 19 y 26.

Seguir leyendo