Muere Julio Rocha, ex líder del fútbol de Nicaragua y preso en EEUU por el FIFAGate

Autor: Agencias

El expresidente de la federación nicaragüense y otrora funcionario de la FIFA falleció este sábado, a los 67 años. En 2016 se declaró culpable de aceptar sobornos por 150 mil dólares, a cambio de gestionar derechos comerciales de algunos torneos.


Julio Rocha, expresidente de la Federación Nicaragüense de Fútbol y preso en Estados Unidos por tener vínculo con el escándalo de corrupción en la FIFA, falleció este sábado, informó su sucesor en el organismo rector del fútbol local. Tení­a 67 años. Manuel Quintanilla dijo a The Associated Press que Rocha “ha muerto por una enfermedad que lo aquejaba hacía varios meses”. No dio detalles sobre su condición.

El vocero de la federación, Moisés Ávalos, dijo en una entrevista con Nueva Radio Ya que el exdirigente padecí­a de cáncer. Agregó que algunos familiares de Rocha viajaron hace varias semanas a Estados Unidos para intentar repatriar al también exfuncionario de la FIFA. “La familia habría estado haciendo gestiones en los altos niveles (en Estados Unidos) para traerlo a que muriera en su patria, pero lamentablemente no se pudo hacer nada”, indicó Ávalos.

Rocha se declaró culpable en diciembre de 2016 de aceptar sobornos por más de 150.000 dólares, a cambio de gestionar los derechos comerciales de torneos de fútbol, y aguardaba por su sentencia en Estados Unidos. También fue suspendido de por vida por la FIFA de toda actividad relacionada con el fútbol.

Rocha ocupó la presidencia de la federación entre 1987 y fines de 2012. Dirigió la Unión Centroamericana de Fútbol entre 2003 y 2007, y fue director de la oficina de desarrollo de la FIFA en la región de la CONCACAF desde 2013 hasta 2015.

El dirigente fue detenido el 27 de mayo del 2015 en un hotel lujoso de Suiza junto con otros líderes del fútbol latinoamericano, varios de los cuales se han declarado culpables de corrupción. La Oficina Federal de Justicia de Suiza decidió extraditarlo a Estados Unidos y no a Nicaragua, como el gobierno del presidente Daniel Ortega habí­a solicitado.

Seguir leyendo