Minuto NBA

La mejor información sobre la NBA, la liga estadounidense de baloncesto profesional.

NBA

Minuto NBA: Del Flamenco al Unicornio

La era de Dirk Nowitzki se acaba. Su equipo, Dallas Mavericks, es el peor de la liga. El mismo alemán, eso sí, ya eligió a su sucesor: otro europeo, el letón Kristaps Porzingis.


Pasa en todos los deportes. Se apaga una estrella y otra se asoma para tomar su lugar. Es común también en la NBA y está pasando ahora con una dupla europea. Un alemán y un letón, el mejor extranjero en la historia de la liga y el que, dicen, tiene todo para quitarle ese cetro. El veterano Dirk Nowitzki y el veinteañero Kristaps Porzingis.

El germano, de 38 años, cumple 18 en la NBA. Casi todos brillantes. Fue el primer europeo elegido Jugador Más Valioso de la temporada 2005-2006; fue campeón en 2010-11 y MVP de aquella final contra Miami Heat. Cuatro veces seleccionado para el equipo ideal de la competencia y en 13 ocasiones citado a la Noche de las Estrellas. En resumen, un ídolo total.

Su gran marca, sin embargo, no se establece con números ni títulos. Porque el ala-pivote de 2,13 metros logró algo que pocos pueden contar. Inventó un tipo de lanzamiento y con eso cambió la forma de jugar en Estados Unidos. El mismo LeBron James lo dijo: “Después del gancho de Kareem, el tiro de Nowitzki saltando hacia atrás a una pierna en suspensión es el lanzamiento más letal, es imparable”. El pilar de los Cavaliers habla del Flamenco. Así se bautizó la tradicional jugada de Dirk. Un disparo que después copiaron figuras como Kevin Durant y el mismo James.

El bávaro, sin embargo, ya está en el ocaso de su carrera. Las lesiones lo tienen a mal traer en esta campaña y su equipo, Dallas Mavericks, lo sufre como nunca. La era Nowitzki llega a su fin, con la franquicia instalada como la peor de la competencia, con un registro de dos triunfos y 13 derrotas. Su estrella apenas promedia 12,2 puntos por juego y 6,4 rebotes. Al nativo de Wurzburgo le quedan esta y la próxima temporada para decir adiós.

Lo más notable de todo es que el mismo Flamenco ya eligió a su sucesor. Se trata de Kristaps Porzingis, jugador de los New York Knicks, de 21 años, que cumple su segunda campaña en la NBA. También es ala-pivote, también muestra una destreza impresionante para su estatura (2,21 metros) y también es muy certero desde la media y larga distancia. Además, es fanático de Nowitzki y ensaya día a día para adoptar su estilo de lanzamiento. Con éxito, por cierto.

“Es mejor que yo cuando tenía 20 años”, reconoció hace poco el alemán, con excesiva humildad. Lo cierto es que el as de los Mavericks también se confiesa un admirador de Porzingis, o el Unicornio, como le apodan en Estados Unidos.

“Amo a ese muchacho. Realmente quise entrenar con él este pasado verano, pero no pudo ser. Confío en que podamos hacerlo el verano que viene”, adelantó Nowitzki. Y Porzingis está ansioso por adoptar los consejos de su ídolo. “Su lanzamiento en suspensión a media vuelta es básicamente indefendible. Es algo en lo que quiero trabajar y quizás robarle un movimiento o dos para sumarlos a mi juego”, señaló el letón.

Después de un inicio mediocre, los Knicks ya están séptimos en la Conferencia Este. Porzingis ha sido el puntal de esta alza, con 20,7 puntos por partido y 7,3 rebotes. Los especialistas concuerdan en que si no ocurre ninguna tragedia, debería ser el próximo jugador dominante de la NBA. Posiblemente cumplirá la profecía, pero desplazar a una leyenda como Nowitzki son palabras mayores. Ambas figuras, sin embargo, el veterano y el cachorro, trabajarán juntos para que esto también se consume.

#Tags


Seguir leyendo