Conexión Europa

Una mirada al presente de los jugadores chilenos que militan en el Viejo Continente y a los grandes actores del fútbol mundial.

Sagredo

Millones que buscan gloria

El PSG, tras dar vuelta al mercado de pases, se cuela entre los candidatos al título.


Vuelve la Champions League esta semana con los mismos de siempre como grandes favoritos. Real Madrid, Barcelona y Bayern Múnich aparecen en la víspera como candidatos de fierro al título.

Nunca hay que dejar de lado a alguna sorpresa que habitualmente aparece y no se puede ignorar la presencia de José Mourinho y Josep Guardiola dirigiendo al Manchester United y al Manchester City, respectivamente. De ese grupo debería, si impera la lógica, salir el campeón de la versión 2017-2018 del torneo de clubes más atractivo del mundo.

Pero este año, merced al poderío de su billetera, se suma al club de candidatos un nuevo integrante: el Paris Saint Germain.

Los galos dieron vuelta el tablero del mercado de pases e invirtieron cerca de 400 millones de dólares en las contrataciones de Neymar y Mbappé (llegó a préstamo proveniente del Mónaco, pero con un compromiso de compra para el PSG de 150 millones de dólares), transformándose en el equipo sensación del verano en el viejo continente. ¿Podrá responder a las expectativas? Tendrá que demostrarlo en la cancha. Al menos en la Liga de Francia el comienzo ha sido letal, con cinco victorias al hilo, 19 goles a favor y apenas tres en contra. El equipo del técnico Unay Emery cuenta con una capacidad ofensiva que da miedo, ya que a sus nuevas contrataciones suma nombres como los de Edison Cavani y Ángel Di María. Y para atrás el plantel no desentona, con jugadores muy interesantes como Verratti, Rabiot, Dani Alves, Marquinhos y Draxler por ejemplo.

El PSG lleva años intentando dar el salto de calidad definitivo a nivel internacional y pelear la Champions. Sin embargo, lleva años también fracasando en su intento. Y lo ocurrido la temporada pasada, cuando permitió que el Barcelona le diera vuelta una llave increíble de octavos de final con una humillante goleada (1-6) en el Camp Nou, no hace más que demostrar, otra vez, que en el fútbol el dinero no asegura el éxito a la hora de levantar copas. Veremos si esta temporada los millones no sólo le alcanzaron para comprar buenos jugadores y la inversión se refleja también en carácter y categoría, dos elementos que le penaron la noche de la goleada ante el Barça.

Seguir leyendo