ME-O: “Propongo una ANFP sometida a la Ley de Transparencia”

El candidato presidencial entrega sus propuestas para la actividad deportiva.


Uno de los primeros acercamientos de Marco Enríquez-Ominami (44) con Chile tras regresar del exilio en Francia se dio por el fútbol. La U marcó su vida. “Me gustaba esa U de los 80, con el Chico Hoffens y Horacio Rivas. Más adelante mi ídolo fue el Huevito Valencia. En Francia ir al estadio era carísimo y la vez que fui fue para ver al Saint Etienne, de Platini, contra el París, que no tenía un buen equipo”, afirma tras posar junto a su esposa, Karen Doggenweiler, acérrima de Colo Colo.

A la vista de los comentarios por redes de su equipo de trabajo, sintió como un agravio escandaloso la entrevista con Piñera en este medio para hablar de deporte… Sin embargo no se presentaron ustedes al debate que realizamos hace unas semanas sobre el mismo asunto entre los candidatos.

Yo fui crítico del programa de gobierno de Piñera. Les pido perdón, no es mía la crítica. ¿Que nosotros no fuimos? No tengo idea, recuerdo que iba a ir a un debate Felipe Sánchez y me parece indignante que no haya ido. Veré lo que pasó. No quiero pecar de arrogante, pero nosotros hemos sido famosos por ir a todos los debates.

¿Qué propone?
Robándole el argumento a la derecha, lo que se hace con el deporte y la cultura no se sostiene. El argumento de ellos es “seamos eficientes”, “gobernar es priorizar”. ¿Me estás bromeando? Presupuestos de Deporte y Cultura no superan los 500 millones de dólares y en armas son 2.000. Yo propongo un 25% menos de armas para que avancemos y dupliquemos el presupuesto en Cultura y Deportes, que han ido avanzando con presupuestos súper pequeños.

¿Ha visto modelos extranjeros para implementar en Chile?
Más que modelos son resultados, políticas. Conozco el caso francés. Está la eficiencia colombiana, que, con menos recursos que nosotros, ha tenido más medallas en alto rendimiento. Cuba, con más dificultades económicas que Chile, mejores resultados. También hay que entrar a picar en la ejecución presupuestaria.

El Sistema Nacional del Deporte es el principal eje de su programa.
Está en varios niveles. Primero, alto rendimiento, la detección temprana y el acompañamiento de los talentos, como ocurre en Francia. Después, la discusión de infraestructura en multicanchas barriales y regionales. Yo he agregado una propuesta que mezcla una relación con el Ministerio de Salud, el de Educación y el del Deporte. Desde el Mineduc, propongo 100 millones de pesos por liceo en cuatro años y que esas canchas estén abiertas para la comunidad los fines de semana. Ahí viene la corresponsabilidad. Cuando las obras son construidas por la Junta de Vecinos o ha coparticipado, se cuidan mejor. Está demostrado. Un sistema nacional es un cambio de paradigma. En este sentido, voy a robar las ideas de la derecha: dicen que gobernar es priorizar. ¡Listo! Prioridad deporte y cultura. Es una superinversión el deporte. No se explica en una sociedad con este nivel de consumo de antidepresivos que haya una mala política deportiva. Chile está sujeto a los vaivenes del éxito de sus héroes. Cuando tuvimos tenistas ATP, las canchas de tenis estaban llenas. Ahora no hay nadie. ¿Dependemos de que aparezca un ironman cada tanto? Por ejemplo, mi hija terminó por Tomás González, fascinada haciendo gimnasia. Y si no hay más Tomás, ¿se acabó? Por eso es importante la persistencia del Estado. Y tenemos una diferencia de fondo con las demás candidaturas: plata hay.

¿Plantea transmitir el fútbol por televisión abierta?
Es delegar en el CNTV. Decidirá al menos en tres criterios si se televisa gratuitamente uno o varios eventos. Uno, tradición. Dos, que haya un deportista chileno. Que no parezca como la propuesta argentina, sino que el CNTV diga responsablemente qué se debe televisar. Y TVN será el llamado a transmitir, aunque puede ser otro. No tengo problemas con la alianza público privada. La tele es la gran inspiradora de los pueblos. El liderazgo de Bachelet se hizo famoso en televisión, lo mismo que el de Lagos; Piñera se compró un canal; Luksic va a ser candidato pronto y se compró un canal. Yo fui director de series; Beatriz Sánchez trabaja en televisión, Guillier también. La gente nos dice: “usted es fantástico”. ¿Qué hay entre esa persona y yo? La tele, un constructor de hábitos. No es correcto lo que hoy tenemos. Yo mismo no tengo el Canal del Fútbol y hay partidos que no veo y me muero de ganas de ver. ¡Qué delito he cometido en mi vida! Si lo están televisando, denlo. “No, es que tú no tienes el Premium”.

A propósito del CDF, ¿qué le parece la concesión del canal?
Tiene que ver con un tema más profundo: las sociedades anónimas. La ley se hizo en base de premisas falsas. Hoy, nuevamente, los clubes de fútbol, a los que se les había diagnosticado una enfermedad terminal, están con cifras rojas. Más del 90 por ciento. Proponemos el modelo alemán, donde los socios y las empresas puedan asociarse y los clubes deportivos vuelvan a tener ramas deportivas. Agrego, además, una propuesta inédita: que la ANFP, que tiene hoy el monopolio de la Selección y maneja recursos de todos también y finalmente las esperanzas de un país, esté sometida a la Ley de Transparencia. Es de alto interés público y corresponde. Así sabríamos mucho más de los recursos, de cómo se manejan, y no nos impresionaríamos ante noticias que denostan la actividad.

Propone terminar con las sociedades anónimas, pero entre sus colaboradores está Paul Fontaine, director de Blanco y Negro.
Paul Fontaine es un gran economista. Un empresario y tiene muchas áreas de negocios. Pero debo aclarar que es consultor económico y no el encargado en materia energética ni deportiva. A petición de ambos. Muchas de sus ideas son nuestras, otras no las compartimos. Desde la diferencia con un hombre más bien liberal entendemos que hay ideas muy buenas. Pero en materia deportiva y energética tenemos un acuerdo de no confundir al electorado. Es un empresario exitoso en sectores sensibles de la sociedad y la opinión se la hemos pedido en materia tributaria y no así en materia energética y deportiva.

Con Piñera hubo empresarios como Ruiz Tagle en Deporte.
Piñera entiende la presidencia como un negocio para él y no para todos los chilenos. Hoy es director de la Clínica Las Condes quien había sido su ministro de Salud y quien antes había sido jefe de la Clínica Las Condes. ¿Dónde está el problema? Mañalich desde el Ministerio de Salud le entregó recursos de todos a la Clínica Las Condes y ahora trabaja ahí. Ese proyecto de ley lo presenté hace años, se llama la puerta giratoria, para regular estos abusos que encarna Piñera. Respecto a Ruiz Tagle se produce lo mismo. El nivel de irresponsabilidad de dos altos funcionarios pagados por nosotros para echar a Bielsa y favorecer sus negocios desde el poder, confirma que se necesita un cambio. Ellos son la candidatura de los abusos, de unos pocos para unos pocos.

¿Cuál es su postura respecto a Estadio Seguro?
Las reformas del gobierno de Bachelet tras el partido Wanderers-Colo Colo respecto a Estadio Seguro son importantes. Pero no hay nada más importante que la educación y la corresponsabilidad. Nos gusta que la fiesta vuelva al estadio. Hay que seguir avanzando en la coordinación con todos los interesados en torno al fútbol. El fútbol no puede ser un espacio de unos pocos.

¿Estaría dispuesto a quitar el estatus de deporte nacional al rodeo?
Sí. Para mí el rodeo es maltrato animal. Por eso le quitaré el reconocimiento como deporte nacional y gradualmente los recursos que percibe del Estado.

#Tags


Seguir leyendo