El Deportivo

Los goleadores veteranos quieren seguir mandando en el 2018

Para el fútbol no hay edad, esa parece ser la premisa de algunos clubes chilenos que no tienen problemas en fichar a delanteros que pasan largamente los 30 años, pero que aseguran un rendimiento y lo más importante: goles. Eso hace que los dirigentes hagan lo imposible por contar con esta clase de jugadores, es el caso de Audax Italiano que fichó al histórico Sebastián Abreu, o Roberto Gutiérrez que es pretendido por dos clubes nacionales.

Esteban Paredes: la lista de cracks veteranos la encabeza el Tanque del Cacique, el que se encuentra entre máximos goleadores de la institución de Pedrero.  En el último torneo de transición anotó sólo 6 goles (tuvo suspensiones y lesiones), curiosamente una de sus marcas más bajas si se tiene en cuenta que la temporada 2016-2017 convirtió 21 goles en 26 encuentros como titular.

Mauricio Pinilla: el hijo pródigo que volvió de Italia. El futbolista de 33 años fue importante en los compromisos que disputó en el último torneo, tanto así que cuando no pudo estar se vio al equipo azul más debilitado, generando un dolor de cabeza para Ángel Guillermo Hoyos. Pinilla sumó 11 participaciones y 7 goles en el campeonato de transición.

Roberto Gutiérrez: un delantero probado en diferentes clubes nacionales. Su último equipo fue Palestino, en donde anotó 8 goles en 15 apariciones, de hecho varios aseguraban que no debió partir de Católica ante el bajo rendimiento de Santiago Silva. Por lo mismo se especula que Antofagasta y Temuco andan tras sus goles, este último con la Copa Sudamericana en el horizonte.

Sebastián Abreu: Con 41 años demostró en su paso por Puerto Montt que sigue plenamente vigente, lugar en el que registró 11 goles en 13 encuentros. Gracias a esto, despertó el interés de Audax Italiano, club con el que disputará la Copa Sudamericana y que se transformó en el número 26 en su carrera, logrando el record mundial de más camisetas defendidas.

Hugo Droguett: s bien no es delantero, sus números goleadores en sus últimas temporadas llaman la atención. Consiguió 9 goles en el torneo de transición jugando por la Universidad de Concepción y ahora va a estar presente en la Copa Libertadores. Anteriormente en Antofagasta ya había demostrado que su fútbol sigue intacto.