Conexión Europa

Una mirada al presente de los jugadores chilenos que militan en el Viejo Continente y a los grandes actores del fútbol mundial.

Sagredo

La última oportunidad

Autor: admin

Los jugadores tienen una alta cuota de responsabilidad; hoy varios parecen más preocupados de tapar bocas que de recuperar el nivel.


No son buenas las noticias que llegan desde Europa para la Selección. Aránguiz venía mostrando un muy buen nivel en el Leverkusen, por lo que su baja por lesión constituye un golpe duro. Lo mismo pasa con el Tucu Hernández, quien debía ser titular ante la ausencia de Marcelo Díaz y ahora llena de dudas el mediocampo de Pizzi. Vidal tampoco jugó este fin de semana, pero lo suyo es solo una molestia y estará ante Ecuador.

A La Roja se le acabaron los plazos. Las Eliminatorias llegan a su fin y en esta fecha doble deberá ganarle a Ecuador, sacar un resultado en Brasil y esperar la suerte que Argentina y Perú corran. El escenario no es positivo y resulta inexplicable, si se considera que Chile cuenta con la mejor generación de la historia.

Acá los jugadores tienen una alta cuota de responsabilidad; ultra sensibles a la crítica, pareciera que las toneladas de elogios recibidos tras ganar dos Copas América los hicieron creer que se transformaron en intocables. Hoy hay varios que parecen más preocupados de tapar bocas que de recuperar el nivel y pegar el manotazo de ahogado que permita ir al repechaje, al menos.

En la banca la cosa está clara. Con el plantel que tiene a disposición, no clasificar sería un fracaso enorme. El título de la Centenario constituye un logro importante. Sin embargo, la principal tarea era llegar al Mundial. Y en caso de fracasar, Pizzi deberá ser destituido. No queda otra.

Aunque ya no depende cien por ciento de sí mismo, la suerte está aún en manos de Chile. Esta generación ha demostrado en innumerables ocasiones que es capaz de torcer la historia y desarrollar un fútbol que entusiasma y consigue resultados. El irregular accionar actual ha sido patente y ya habrá tiempo para analizar por qué el equipo jamás le encontró la vuelta al largo camino a Rusia. Pero hoy la urgencia de los resultados obliga a pedirle al técnico que dé la cara, muestre su capacidad y saque rendimiento en estas últimas dos fechas.

Si después vienen las frases para tapar bocas y la carencia de análisis objetivo no hay problema. Lo importante ahora es ganarle a Ecuador y sacar puntos en Brasil. No queda otra.

Seguir leyendo