La U no puede romper el cero histórico de la Unión

Los hispanos siguen invictos y sin recibir un gol en el torneo. Con un hombre menos todo el segundo tiempo, aguantaron a los azules y rescataron un empate sin goles en Santa Laura.

Unión festeja su invicto y otra semana como puntera del campeonato. Universidad de Chile sufre porque se le olvidó ganar. El empate sin goles en Santa Laura le dolió más a los azules que a los rojos, porque el triunfo era la única manera de meterse de lleno en la pelea por el título.

A la U le tiene que preocupar que ni siquiera con un hombre más en cancha fue capaz de sacar una diferencia clara sobre Unión Española. No son días felices en el equipo de Hoyos, quien inició el partido con un esquema 4-2-3-1, que por un tema de mal funcionamiento terminó con Mauricio Pinilla totalmente aislado en ataque.

El primer tiempo fue claramente para los hispano, en un contexto de partido trabajado y de muchos balones divididos en una cancha jabonosa por la lluvia. Martín Palermo lo mandó más de una vez desde la banca. Presión alta, correr y entorpecer la salida de los azules. Una apuesta que exige mucho despliegue físico y que los pupilos del Titán cumplieron casi a la perfección.

Esa mala idea de jugar al pelotazo que ha predominado en las filas estudiantiles se reforzó en Santa Laura. No por gusto, quizás, sino por culpa de un atosigante empuje de los dueños de casa. La pelota, por lo mismo, iba y regresaba con rapidez hacia el arco de Johhny Herrera, quien con brillantez sacó un remate de Pablo Aránguiz, a los 10′.

El problema del líder del Transición es su falta de chispa y contundencia en ofensiva. Falta de imaginación. Sólo por eso no se creó mejores opciones de abrir la cuenta, más allá de un balón detenido o un centro a la carrera. El cero se mantuvo hasta el descanso y era un castigo justo para los ofrecido por ambas escuadras.

Hoyos intentó darle otra cara a su oncena, con los ingresos de Pizarro y Arancibia, por Monzón y Seymour (los dos de rendimiento paupérrimo). El gran cambio, sin embargo, fue gracias al planchazo criminal de Carlos Muñoz sobre Pizarro. Roja directa, a los 30 segundos del complemento, y un partido totalmente distinto, en el papel.

Efectivamente, la U poco a poco comenzó a reclinar la cancha hacia la portería del Mono Sánchez. Sin ser una tromba, pero sí con la ventaja de enfrentar a un elenco diezmado en número y también en condición física, por el enorme desgaste impulsado por Palermo. Los azules tuvieron ocasiones inmejorables para romper la racha sin goles en contra de Unión: dos cabezazos de Pinilla, un tiro mordido al travesaño de Isaac Díaz, una definición impresentable de Arancibia. Las cuatro más claras de la visita, que no llegaron a buen destino.

Empate a cero en Santa Laura. Unión Española sigue invicta, sigue sin recibir goles (ya son 720 minutos), pero pierde dos puntos y queda a la mano de Everton, que de ganar mañana la alcanzará en el primer lugar. Crece el apetito de Colo Colo también, que de ganarle a la UC en San Carlos se pondrá a tres del líder. La U, en cambio, ya suma cuatro partidos sin victorias y sigue perdiendo terreno en su sueño de alcanzar el bicampeonato.

Seguir leyendo