La tristeza hispana: “No lo esperábamos”

Autor: La Tercera

Foto: Agencia Uno.

Ramiro González, defensor de Unión Española, se mostró sorprendido y triste por perder la llave con la Universidad de Concepción. Bozán, en tanto, rescató que pasaron de pelear el descenso a clasificar a la Libertadores.

La Universidad de Concepción empezó el año pensado en salvarse del descenso y terminó clasificando a la Copa Libertadores. “Esto se debe al equipo, por eso la satisfacción. Dirigimos a un muy buen grupo: salimos terceros en un campeonato que peleábamos el descenso y hoy clasificamos a la Libertadores. La competencia interna generó un muy buen nivel y hoy tenemos cambios”, justificó Francisco Bozán, en CDF, sobre la gran temporada estudiantil.

Además, el entrenador confidenció: “No practicamos los penales. Sentimos que lo hacíamos, era por que creíamos que íbamos a perder”.

También ironizó con el sorteo de la Copa Libertadores, donde enfrentarán a Botafogo. “Facilito”, dijo entre risas.

Felipe Muñoz, defensa del campanil se mostró orgulloso por la clasificación. “Fuimos el equipo que más tuvo en el segundo semestre y eso es responsabilidad nuestra. Esto es por el trabajo de todo el año y es mérito nuestro”, sentenció en CDF.

Martín Palermo, por su parte, en zona mixta, analizó: “No era el final que pretendíamos. Buscamos la Libertadores, pero hablar de fracaso por entrar  a una copa internacional no sería correcto. Hay que pensar en refuerzos que nos den jerarquía y el salto de calidad que buscamos”.

En ese sentido, sobre los refuerzos, agregó: “Serán 4 ó 5 puestos. Apuntaremos a la parte ofensiva y la de los volantes, por esa pérdida de Pinares, que la sentimos. Estamos pensando en refuerzos extranjeros, así que veremos si Hauché parte o se nacionaliza Jaime; difícil que se vayan jugadores que se han consolidado en el equipo titular”.

También habló Jorge Ampuero, defensa hispano, quien sostuvo a CDF: “Sabíamos que cometíamos un error lo íbamos a pagar caro. Fue por un tema táctico”.

Además, apuntó: “Teníamos ganas de revertir la llave, nos queda el premio de consuelo de ir a la Sudamericana y trataremos de hacerlo lo mejor posible; la decepción fue antes, en el partido que empatamos con Temuco. Ahí perdimos el campeonato”.

Respecto de enfrentar a Sport Huancayo, opinó: “En el papel el rival es accesible, pero en copas internacionales todos los equipos son duros. Ojalá podamos revertir esta situación y hacerlo de buena manera”.

Ramiro González concordó con la amargura de Ampuero. En zona mixta, afirmó: “No lo esperábamos. Pensamos que lo podíamos dar vuelta en casa y terminamos quedándonos con las manos vacías. Los detalles nos mataron”.

 

 

 

 

 

Seguir leyendo