La revancha del recordman

Foto: Luis Sevilla

El tetracampeón Reinaldo Colucci (32) tiene desde 2010 la mejor marca histórica de Pucón. El brasileño vuelve con ganas de batirse tras superar una rotura del tendón de Aquiles.


“Una máquina”. Así recuerdan a Reinaldo Colucci (32) algunos de los espectadores de la versión 2010 del Ironman 70.3 de Pucón. En ese año, el brasileño instauró una marca imbatible hasta la actualidad: tres horas, 52 minutos y 28 segundos.

“No hice una buena natación. Salí un minuto atrás del líder. En la bicicleta tuve que hacer un poco más de fuerza de lo normal para buscar al líder. La gran diferencia la hice en el trote. En las primeras tres vueltas impuse un ritmo muy alto. En la última ya me despegué y logré una ventaja enorme”, recuerda sobre esa mítica carrera el propio Colucci.

Fue uno de sus cuatro triunfos en Pucón. También fue el mejor en 2008, 2013 y 2014. Hoy, diez años después de su primera victoria, vuelve a la competencia, pero con complicaciones. Hace cuatro, semanas después de su última victoria en el Ironman, sufrió la rotura del tendón de Aquiles. “Estaba trotando en Brasil y pisé mal. En esto entrenas al límite y a veces lo sobrepasas con solo un detalle. Hubo que hacer cirugía. Estuve mucho tiempo en recuperación, pero ahora estoy nuevamente al cien por ciento”, relata.

También revela que dicha complicación física lo privó de estar en el triatlón de Río 2016, que habría sido su tercera participación olímpica. “La lesión no me permitió estar en buen nivel para las etapas clasificatorias”, cuenta sin poder evitar un tono de decepción. Antes, las fases para entrar a la cita de los anillos no significaban mayor problema para él.

Sin ir más lejos, el atleta paulista había ganado dos Copas del Mundo, las que puntúan para ser olímpico, en 2010 y 2013. También fue campeón en los Panamericanos de Guadalajara 2011 y dos veces subcampeón de competencias Full Ironman disputadas en Brasil.

El tendón de Aquiles lo alejó de esos logros. Si bien fueron seis meses de recuperación médica, para volver a su nivel requirió mucho más. “Un año y medio”, según sus palabras.

En 2016, dio muestras del Colucci que hace unos años impactaba en la Novena Región y ganó tres Ironman 70.3: en Manta, Singapur y Río de Janeiro. Eso sí, ninguno de ellos con una ruta tan complicada como la de Pucón. Son solo similares a niveles climáticos.

Aunque claramente no estará en su mejor versión, el hombre récord se tiene confianza. Y no sólo para hacer una buena carrera. “Puedo repetir la carrera de 2010. Mejorando en natación y en bicicleta, creo que es posible mejorar la marca. Las condiciones meteorológicas van a influir mucho. Si hay poco viento y una temperatura agradable, es posible hacer una carrera similar y, por consecuencia, el tiempo será mejor”, dice confiado y sin titubear.

Así como lee. Ocho años más viejo y con una rotura de tendón de Aquiles a cuestas, el hombre récord del Ironman 70.3 de Pucón se siente capaz de batir su propia marca. Un tiempo que ha sido inalcanzable para triatletas de todo el mundo: jóvenes, sanos y en su mejor momento.

Seguir leyendo