La felicidad de Jorge Valdivia: “Somos unos perros dentro de la cancha”

Foto: Agencia Uno.

El Mago fue el más efusivo en los festejos del Cacique en Viña del Mar. Barroso también valoró la victoria.


Colo Colo obtuvo un triunfo angustioso ante Everton, en el Sausalito y uno de los más enérgicos en la celebración fue Jorge Valdivia. El Mago alentó a sus compañeros en el festejo y fue donde los hinchas, valorando el paso decisivo que daba el equipo de Pablo Guede. “Esto es algo significativo, que lo llevo a un plano general. Somos unos perros dentro de la cancha, sentimos la camiseta, la mojamos, jugamos fútbol, corrimos. Aparte de hacer un bonito partido, somos merecedores de esta victoria”, resumió al CDF.

El Mago también tuvo elogios para los viñamarinos. “Me encantaría que Everton clasificara a un equipo internacional. Tienen un estadio extraordinario y un equipo también extraordinaria. Aprovecho de felicitarlos, porque fueron unas verdaderas máquinas en la cancha”, sostuvo.

También se refirió a su nivel individual. “Hace dos o tres meses, me tenía que retirar, tenían que esperar que iba a hacer. Mi rendimiento era una incógnita. El compañerismo de este equipo ha llevado que esté feliz. Físicamente me siento una máquina. Todos estamos tras el objetivo, que es ser campeón. Hoy dimos un paso importante, pero no el más importante. Nos quedan dos partidos. Tenemos que mirarnos el pecho y saber que estamos defendiendo a Colo Colo”, afirmó.

Más tarde, el mediocampista publicó en su cuenta en Instagram un mensaje cargado de emotividad.

En tanto, Julio Barroso, quien marcó un gol, valoró su conquista. “Hice el gol en un momento importante, porque ellos empezaron en ventaja. Iba a ser así. Everton juega bien, pelea por el torneo. Felices, pero quedan dos partidos. Uno lo que más quiere en un partido es estar tranquilo, pero hoy no iba a ser así. Se dio como el partido anterior. Es un pasito muy importante que tenemos que tratar de aprovechar. Hay que tener tranquilidad, porque todavía no se consiguió nada”, analizó el Almirante.

 

Seguir leyendo