Conexión Europa

Una mirada al presente de los jugadores chilenos que militan en el Viejo Continente y a los grandes actores del fútbol mundial.

Sagredo

La encrucijada de Sánchez


Estadio lleno en el mítico Wembley para la final de la Community Shield. Otro capítulo del culebrón de la continuidad o no de Alexis Sánchez en el cuadro Gunner. A esta altura, todo parece reducido al póker entre el tocopillano y su técnico Arsene Wenger. El atacante ya jugó sus cartas y le comunicó al jefe que no quiere seguir en el club, pero al francés no se le mueve un músculo, declarando reiteradamente que no lo dejará partir.

Ayer, la incertidumbre volvió a aparecer en el guión de la teleserie, con la ausencia de Sánchez en el duelo ante el Chelsea. Ni siquiera fue a la banca el tocopillano. ¿Síntoma de que su continuidad sigue en duda? Porque si Wenger quería dar una señal potente, tenía la posibilidad de hacerlo alineando al chileno en el primer duelo oficial de la temporada del fútbol inglés.

¿Qué debería hacer el goleador histórico de la selección chilena? ¿Aceptar la decisión de su club y respetar su contrato o forzar su salida a través de la Transfer Request (cláusula que le permite a un jugador exigir quedar libre cuando toma la decisión de no seguir más en su equipo)? Son dos caminos diametralmente distintos.

Con el primero, el chileno hipotecará sus deseos de buscar nuevos desafíos y de jugar Champions League. Con el segundo, conseguiría su libertad, pero con un costo irreversible en su inmaculada imagen de ídolo ante los hinchas del Arsenal.

Sánchez tendrá que evaluar. Si se queda seguirá gozando del estatus de máxima estrella del equipo, en un club al que está totalmente adaptado y en el que ha alcanzado el mayor rendimiento de su carrera. Si se va, independiente del destino, tendrá que partir de cero, pelear un puesto y remar para convertirse en ídolo de la afición.

Algunos piensan que seguir implicaría no tener nuevas motivaciones para el 7, pero no es así. A Alexis le falta liderar al Arsenal en la consecusión de un título importante como el de la Premier League. Si lo lograra, alcanzaría el estatus de históricos del club como el francés Thierry Henry o el holandés Dennis Bergkamp. No es un desafío menor el que tiene si decide seguir jugando en el Emirates Stadium.

¿Cuándo se definirá esta historia? Ojalá que pronto. Sánchez necesita enfocarse y seguir demostrando que, en un buen día, es uno de los mejores del mundo.

Seguir leyendo