La defensa del torneo al pizarrón

Unión Española tiene la mejor zaga del campeonato. En siete partidos no recibió goles. La deuda está en el ataque, donde sólo ha convertido siete goles.


Aunque la defensa de la Unión Española está muy lejos de los 1.352 minutos con el arco invicto que alcanzó José María Buljubasich en el título de la Universidad Católica en 2005, el elenco hispano enfrenta desafíos similares a los que tuvo que sortear en su momento la máquina del técnico Jorge Pellicer.

Más que un récord personal del arquero de turno, mantener en cero el arco propio se transforma en una meta grupal. En el camarín de la Unión Española así lo entienden. La tarea la asumen desde los delanteros hacia atrás. “Siempre lo dicen los técnicos, los primeros defensores son los delanteros. Obviamente estamos trabajando para eso, para seguir manteniendo el arco invicto y seguir sumando puntos”, apuntó el ariete hispano Sebastián Jaime, quien junto a Carlos Muñoz será titular en el duelo de hoy contra la Universidad de Chile.

Unión Española no registra derrotas en el actual Torneo de Transición y suma 630 minutos con su arco invicto, una cifra todavía alejada del récord del Tati Buljubasich, pero que requiere un esfuerzo colectivo importante recuerda Albert Acevedo, integrante del plantel cruzado que se coronó campeón del Clausura 2005. “Al principio uno no se da cuenta, aunque cuando se va acercando el momento de batir un récord, uno inconscientemente como defensa tiene una presión extra. Es un premio personal, en este caso para Diego Sánchez que ha jugado más”, sentencia.

El actual zaguero de O’Higgins de Rancagua admite que a medida que pasan los partidos, la presión también crece para los defensas del equipo. “De entrada como defensas uno busca que no te hagan goles. Me acuerdo que el Tati tenía un nivel extraordinario, en jugadas en que nosotros los defensas nos veíamos superados, aparecía una mano, un pie del Tati o hasta un palo por ahí, y eso va generando confianza. Para los defensas no es fácil, porque nadie quiere embarrarla” apuntó Acevedo.

Una presión que por ahora la defensa de Unión Española ha logrado sortear con éxito, aunque en el último duelo contra Antofagasta, la figura del portero Diego Sánchez, evitó la caída del pórtico y de paso mantuvo el invicto del elenco de Martín Palermo.

Al interior del vestuario hispano prefieren tomarlo desde el lado positivo. Carlos Muñoz optó por proyectar el buen trabajo del bloque posterior al resto de la cancha. “Ya tenemos una solidez defensiva y a eso hay que sumar el gran momento que está pasando Diego, eso te da una seguridad extra a lo que nosotros podamos desarrollar dentro de la cancha”.

Seguridad que deben demostrar contra Universidad de Chile que llega con un motivado Mauricio Pinilla, que intentará romper el buen registro hispano.

Seguir leyendo