José Sulantay: “Es una pena lo de Vidangossy, nadie lo ha sabido tratar”

La revelación del volante conmueve al fútbol chileno, como lo refleja la frase de José Sulantay. Ex técnicos, compañeros y especialistas relatan su experiencia junto al habilidoso jugador.


La íntima revelación de Mathías Vidangossy estremeció al mundo del fútbol. El talentoso jugador desveló estar en tratamiento por un cuadro depresivo en una desgarradora entrevista con El Deportivo.

José Sulantay fue uno de los técnicos que marcó la carrera del futbolista. Lo dirigió en la Sub 20, que alcanzó el tercer lugar en el Mundial de Canadá 2007.

El DT desclasifica algunos episodios en la relación con su ex pupilo: “Es una pena lo que le sucede. A él lo aprendí a conocer en la Selección, necesita un trabajo y un trato especial. Yo estuve a punto de sacarlo, porque pensé que no tenía ganas de estar. Siempre llegaba medio bajoneado. Un día le dije ‘me duele el alma tener que sacarte de la Selección’. Después de que hablé con él, cambió y mira lo que fue en el Mundial”.

De hecho, Vidangossy se convirtió en el primer jugador de ese equipo en ser traspasado a Europa. “Tiene todo para ser figura, pero nadie lo ha sabido tratar. Nadie se ha preocupado más allá de darle las instrucciones”, sostiene. Y promete: “Yo feliz me lo traigo a Cobreloa o al club en que esté el próximo año”.

El entrenador reconoce que no es el único caso que le tocó enfrentar. “Pedro González era muy blandito. Cuando lo llevé a Coquimbo, se le llenaban los ojos de lágrimas cada vez que le llamaba la atención. Después yo lo tomaba de la espalda y le decía: ‘Yo te exijo, porque eres un jugadorazo. Si fueras malo, te dejo afuera. Pero yo confío en ti’. Y mira dónde llegó Pedro”, recuerda.

Para el DT de Cobreloa, estas situaciones no son abordadas en el país. “Estoy seguro de que en Chile no se trabaja la parte psicológica. De repente te ponen un psicólogo o un coach, pero el jugador le cree al ex jugador, al que estuvo en la casa”.

Rodrigo Cauas, psicólogo deportivo de la Clínica Las Condes, explica los tipos de depresiones: “La depresión endógena es de nacimiento, por lo tanto, uno siempre la tiene. En esas circunstancias, se gatilla en un momento determinado. No sé si él habla de una depresión endógena, que se habría gatillado de una manera más evidente estando en Palestino o sencillamente se refiere a lo que son las depresiones reactivas, que estamos todos expuestos a tener, que son producto de las cosas que nos pasan en la vida. Es mucho más habitual”.

En ese sentido, comenta que el deporte esconde estos síntomas. “El fútbol lo tapa momentáneamente, porque al hacer ejercicio físico uno secreta endorfina, sustancia natural que nos protege de las depresiones. Muchas veces a los jugadores se les detecta después y no es por el retiro. Lo que sucede es que dejó de secretar y ahí es donde aparece el cuadro más evidente”, detalla.

Roberto Bishara coincidió con Vidangossy en Palestino. “Lo apoyamos harto acá, tratando de subirle el ánimo, de hablarle. Es uno de los mejores jugadores que vi en Palestino. Lo quiero mucho y lo ayudé en todo”, afirma.

Miguel Ponce dirigió al mediapunta en La Serena. El ex lateral izquierdo plantea que “Mathías es un jugador tremendamente talentoso, pero algo irregular. Él lo explica muy bien en la entrevista; se da cuenta perfecto de lo que uno veía”. Y añade: “Uno trata de entenderlo. Era súper especial, sin problemas de relación, pero sí muy especial. Tocaba el piano y tenía rasgos de artista. Nuestro PF Alfonso Coronado fue muy cercano a él y nosotros logramos una relación para que se sintiera cómodo”.

El Chueco, eso sí matiza: “El fútbol competitivo no es así. Llega el momento en que un jugador no termina siendo más importante que el equipo. Está todo relacionado con la contención que se le puede entregar, pero hay una preocupación mayor. En La Serena siempre estuvimos luchando con los resultados, pero en esa etapa nos fue bien”.

Gamadiel García, actual presidente del Sifup, también fue compañero de Vidangossy en el cuadro papayero. “Yo hablo con él como amigo, tuvimos muy buena relación en Serena. Es especial, un cabro muy buena gente, muy buen amigo. Hay que entenderlo”, rememora.

“No tenía idea de su tema de salud. Uno generalmente no aborda eso, pero es una materia de la que hay que preocuparse. Más que acercanos al Mathi, no queremos que los futbolistas pasen por estas situaciones. Muchos ex futbolistas quedan complicados. Hay temas psicológicos y sociales. Por eso hemos planteado como directiva la posibilidad de sumar un seguro complementario de salud y sumar a algunos profesionales calificados para que puedan atender estos casos gratis o al menor costo posible”.

Seguir leyendo