El honor y casi nada en juego

La UC y Deportes Iquique cumplen un mediocre desempeño en el Transición, pero aún pueden optar a un cupo en la Sudamericana.


Católica necesita los puntos. También Deportes Iquique. Por orgullo más que por otra cosa. Sucede que los dos juegan ya por nada. O casi. Lo único real, a esta altura de un Transición que los tiene en los puestos 13 y 14, respectivamente, es acceder a la Copa Sudamericana como Chile 3. Para eso deben intentar escalar en siete partidos hasta el cuarto puesto.

Otra derrota no se aguanta en San Carlos, por más que recién a fin de año Cruzados reestructure el orden del primer equipo, comenzando por el entrenador. La UC debe ganar si es que no quiere mantener viva esa ilusión internacional y evitar ahondar una crisis que ya es bastante severa. De esas que duelen y terminan por sacar técnicos.

Por eso es que Mario Salas se la juega con la línea de tres que presentó ante Colo Colo en la última fecha. Pero más que eso, la novedad estará en ataque: David Llanos y Santiago Silva alinearán juntos. Los dos ‘9’ que tiene el Comandante, juntos por primera vez desde el arranque. Esto, claro, ante la ausencia de Diego Buonanotte, quien se tuvo que trasladar a Argentina por la enfermedad que tiene en un delicado estado de salud a su padre.

Será la primera vez que formen juntos desde el arranque. De hecho, generalmente el chileno ingresa por el uruguayo cuando le ha tocado jugar. En cancha, apenas suman 64 minutos juntos, entre torneo local, Copa Chile y Copa Libertadores.

Seguir leyendo