Hites busca ofertas

Por estos días, el joven piloto chileno Benjamín Hites hace una prueba con Ferrari en el legendario circuito de Mugello. Sueña con llegar a lo alto del mundo tuerca, aunque nunca haya disputado una carrera de autos en Chile.


A 320 kilómetros por hora, la vida vuela. Ese anhelo de adrenalida, velocidad, emoción y, principalmente, esperanza, es lo que está viviendo por estos días Benjamín Hites. El joven piloto chileno está realizando una prueba con Ferrari en Mugello. Un sueño para cualquiera.

Hijo de un coleccionista de autos, Hites, de 18 años, decidió hace en 2016 competir y le pidió al papá un karting. Le fue bien y este año dio el paso gigante a competir en Argentina, en la Top Race Series para autos carrozados.

“Mi papá nunca compitió, pero siempre le han gustado los autos, tiene una colección. Con el karting yo entrenaba, andaba y veía a los grandes compitiendo, hasta que un día le dije a mi papá que quería correr. Me fue bien, fui campeón de rookies y al año siguiente decidí pasar a los autos”, relata el automovilista.

Eso quiere decir que nunca ha competido en el automovilismo de Chile. Pero eso le preocupa poco, en especial, porque está satisfecho con lo que ha logrado en poco tiempo en Argentina: entró a mitad de temporada, en abril, ha disputado seis carreras y ha logrado puntuar en dos, en San Juan y Rosario.

A Argentina llegó por recomendación de Juan Carlos “Caco” Carbonell. “Este año me lo estoy tomando como de aprendizaje, para adaptarme al auto y conocer los circuitos, para el próximo año correr con los lugares conocidos y el auto adaptado, para ser mucho más competitivos. Por los buenos resultados, ya nos proyectamos al equipo oficial Fiat”, señala.

“Benja” hizo un alto hace unas semanas para probar un Ferrari en Miami, nada menos que en Homestead. Quedó encantado y quienes lo vieron, según cuenta, también, pues lo invitaron a disputar una prueba preliminar de las 24 Horas de Daytona (que va a correr Fernando Alonso), en enero próximo.

“Eso me tiene feliz. Fuimos a probar la Ferrari Challenge 458 y el equipo TR3 The Collection de Miami nos invitó a correr en enero en Daytona. Era para ver cómo me sentía con el auto y al final fue un entrenamiento para lo que pasará en enero. Nosotros arrendamos el auto y ellos se impresionaron por la rápida adaptación al auto y al circuito de Homestead, pese a las malas condiciones de pista, porque había llovido”, relata el deportista.

“Me sentí muy bien. Lo probé un martes y el fin de semana había carrera de la misma categoría y mirando los tiempos de la qualy, estaba para hacer la pole o salir segundo”, agrega Hites.

Ahora, desde el miércoles cumple cinco días de piques en Mugello, con rondas de entre dos y cuatro sesiones diarias. La experiencia ha sido increíble. “Hay rusos, chinos, japoneses, todos en lo mismo”, dice entusiasmado.

¿Qué quiere mostrar en Mugello? Benjamín responde que “como no es una carrera, quiero ver cuáles son mis límites. Y este es un circuito como para eso, tiene hartas vías de escape. Y quiero ver cómo ando comparado con los otros”.

Es un F-XXK, auto de carrera que aunque no corre en categorías, pertenece a la gama de súper autos deportivos. Tiene 1.050 caballos de fuerza y alcanza 320 kilómetros por hora.

Sobre si estaba preparado para este desafío, Hites responde: “Más que preparado, me siento muy motivado. El primer día me senté, di un par de vueltas y me adapté rápidamente. Me encantó el circuito, el mejor que he manejado en mi vida”.

Sobre el Ferrari, explica: “Es un ‘hiper auto’, tiene mucha aceleración, va muy bien, se siente liviano el volante, copia todo muy bien”.

Sin embargo, lo que más lo sorprende es lo que ha rodeado sus entrenamientos. “Es increible, todo es como la Fórmula Uno, todo muy profesional. Pero debo decir que es gracias a competir en la Top Race argentina que es fácil subirse a estos autos y hacer buenos tiempos”.

La semana soñada de Hites en la Toscana termina mañana. Después, vendrá el cierre de la temporada argentina, a la que le restan dos fechas (12 de noviembre en La Plata y el 3 de diciembre en Buenos Aires), los entrenamientos en Estados Unidos y la carrera en Daytona.

“Allí la idea es pelear la punta. Voy a ir antes a entrenar, no voy a tener la desventaja que tengo en Argentina, de no conocer los circuitos”, cierra Hites.

Seguir leyendo