Guede y el triunfo en La Florida: “Fue una victoria de la humildad”

El DT albo valoró la victoria de sus dirigidos, pese a las ausencias de Jaime Valdés y Jorge Valdivia. Ya llevan cuatro partidos sin recibir goles.


Colo Colo alcanza la cima en el Transición y la contundencia en su defensa. Ya son cuatro partidos en los que la línea de tres zagueros, dispuesta por Pablo Guede, no recibe goles. Meza, Barroso y Zaldivia hacen de la portería alba un bastión que resiste todo.

Comenzó con San Luis, lo vivió la Universidad Católica y se confirmó con Wanderers. Este sábado, Audax Italiano lo sufrió. Y mucho. Pese a los incesantes intentos de los locales, el pórtico de Orión se mantuvo indemne. Un aspecto clave en la remontada futbolística colocolina.

El DT de los albos, Pablo Guede, valoró la buena respuesta del equipo, teniendo en cuenta las ausencias de Jaime Valdés y Jorge Valdivia: “Es un triunfo del equipo, de la humildad. Tratamos de presionar la salida y ser contundentes en el ataque”, señaló.

Uno de los puntales de esta remontada, Esteban Paredes, destacó el trabajo de los juveniles que se han sumado al trabajo de Guede: “Los chicos se han portado de una manera extraordinaria. Lo hicieron bien y son el futuro de Colo Colo”. El delantero llegó a 190 goles en torneos nacionales y no se pone límites para defender la camiseta del Cacique: “Voy a jugar hasta donde pueda. Todos saben lo que amo esta camiseta”.

En relación al desenlace del Transición, el ariete se mostró conforme tras haber cumplido con la labor de haber sumado tres unidades y que los tiene en la parte más alta del campeonato. “En sí, estamos contentos, el campeonato está muy apretado, muy difícil. Ahora viene Temuco, una plaza complicada, pero durante la semana trabajaremos las alternativas para quedarnos con los tres puntos”.

Hugo Vilches, DT de Audax Italiano, reconoció tal fortaleza defensiva de los albos. Pero enfocó la derrota en sus propios errores: “Faltó personalidad y faltaron los goles. No estuvimos finos con la pelota y perdimos muchos balones, que propiciaron sus contragolpes”.

El planteamiento de Guede descolocó al técnico itálico. “Recibir a un equipo grande jugando al contragolpe es algo muy difícil de hacer. Esperábamos tal planteamiento, pero no imaginamos lo dificultoso que sería. Ahora solo me queda levantar a los jugadores, estamos a cuatro puntos y quedan 15 en disputa. El torneo está vivo.

Seguir leyendo