Francisco Ceresuela: “No nos mareamos por estar en la punta”

El hombre que trajo a Palermo al fútbol chileno, el presidente del equipo que contra todo pronóstico lidera el torneo, desclasifica para La Tercera los detalles de su exitoso proyecto.

Nadie conoce mejor a la Unión Española que su timonel, Francisco Ceresuela. El directivo ligado por décadas a la tienda hispana, se pasó por el web show El Deportivo y, entre otras cosas, dejó dudas sobre la liquidez de la ANFP (organismo del que forma parte a través de su Consejo de Presidentes), y su capacidad para financiar la urgencia que tiene ahora mismo por delante: la contratación de un nuevo seleccionador. “Aquí los presidentes y el directorio debemos saber no comprometer la capacidad financiera de la ANFP; quizás el técnico teóricamente correcto para la Selección, el nombre con el que estemos todos de acuerdo, no lo vamos a poder financiar”, dijo. Luego, ya más centrado en el equipo que conduce por lo más alto de la tabla, prolongó sus reflexiones para La Tercera.

¿Cómo evalúa la campaña de la Unión Española después de la arriesgada decisión de incorporar 11 jugadores, incluida una defensa completamente nueva?
Un riesgo muy controlado, porque los jugadores son producto de una evaluación muy seria hecha por el cuerpo técnico y todos elegidos por el propio cuerpo técnico. Por lo tanto, las posibilidades de que esto funcionara eran muy altas, porque se sabía de sus habilidades, de sus características y se tenía claro el objetivo al que se venía.

Un riesgo en todo sentido, hubo jugadores arraigados en Unión Española que tuvieron que partir…
Nosotros lo que hacemos, como dirigencia, es respaldar al cuerpo técnico. A nosotros, en lo personal, la salida de jugadores símbolos como Currimilla o Berardo, o enviar a préstamo a jugadores que para nosotros tenían muchas condiciones y un espacio, nos duele. La labor nuestra, sin embargo, es respaldar al cuerpo técnico. El entrenador se ha ganado un espacio dentro de Unión Española por su manera de trabajar, por su manera de ser y por los resultados que ha conseguido. Era un riesgo muy controlado y esa es la labor directiva: apoyarlo y después crear las condiciones para que el cuerpo técnico y jugadores funcionen bien.

¿Cómo lo harán para sostener a Martín Palermo ante el interés de otros clubes?
Para nosotros es un orgullo haber traído a Palermo y que él esté triunfando y que haya clubes interesados. Eso demuestra que hemos tomado una muy buena decisión, que hemos traído una muy buena persona y un muy buen técnico. Tenemos las condiciones y el proyecto para que Martín nos prefiera, al menos en el fútbol chileno.

¿Qué involucra ese proyecto?
Lo que estamos haciendo. Competitividad, estar en todos los torneos y dar la pelea en todos ellos.

Hoy los canteranos Pablo Aránguiz y Pablo Galdames son jugadores muy destacados. ¿A qué responde?
Hemos apostado siempre por el trabajo formativo, tenemos permanentemente jugadores en las selecciones nacionales. Lamentamos mucho que al sudamericano Sub 20 no haya ido Pablo Aránguiz, Creemos que nuestro futuro es el trabajo de las divisiones inferiores, pero obviamente siempre tenemos que mirar jugadores que necesitan una oportunidad y que tienen grandes competencias, como es el caso de César Pinares y Diego Churín.

¿Cómo harán para retener a Galdames y Aránguiz, que son sondeados por los llamados clubes grandes?
Creemos que Aránguiz y Galdames tienen mercado en el extranjero y que tienen todavía un espacio largo para consolidarse en Unión, y de Unión ir al extranjero. Ellos tienen categoría para ir a Europa o México con mucha facilidad.

¿Saltándose el paso por uno grande de Chile?
Están en el equipo líder del fútbol chileno, yo creo que ellos tienen que mirar a Europa y a México.

¿Fue imposible retener a César Pinares?
Lo de Pinares fue lo mejor para todos. A veces las oportunidades se presentan una sola vez y hay que tomarlas, porque también quienes están interesados en la oferta de compra no tienen mucho margen de acción. Con el dolor del alma para Pinares, con la pena para nosotros, los hinchas y con el dolor del cuerpo técnico, lo mejor para el jugador era la transferencia y estamos todos muy contentos y, bueno, cuando Pinares vuelva a Chile, obviamente las puertas Unión estarán abiertas.

¿Qué le parece que todos quieran ganarle a Unión Española? Hace rato no lo vivían ustedes.
No, nosotros no estamos acostumbrados a estar en la punta, pero no nos mareamos estando ahí. Paso a paso y cada partido para nosotros es una final y vamos a dar la batalla hasta el final. Nosotros queremos ser campeones, pero si no lo somos, vamos a caer luchando.

¿Ha conversado con Gustavo Canales, quien no ha podido sumar los minutos que esperaba debido a las lesiones?
Gustavo es el que tiene más ganas de jugar, ha trabajado más, parece un joven debutante por las ganas que tiene y nosotros confiamos en que él va a estar en la recta final y será uno de los líderes que nos va a permitir tener un gran año 2017.

¿Cual es el proyecto macro que encabeza usted?
El propietario del club, Jorge Segovia, lidera un proyecto de largo plazo, que pasa por una ciudad deportiva. Llevamos cuatro años trabajando intensamente, hemos recorrido muchos lugares de Santiago. Estamos negociando hoy día con un propietario para una ciudad deportiva, no depende solamente de nosotros. Queremos hacer grandes obras en el estadio, pero para eso necesitamos la propiedad del estadio. Queremos seguir inyectando recursos al club, pero también estamos enfrentando el día a día; este es un club que tiene deudas importantes de arrastre, que hay que estar permanentemente haciéndose cargo. Tiene un gasto operacional muy relevante y tiene un apoyo que se reduce al actual propietario, que es la institución SEK.

Seguir leyendo