Fox explica sus argumentos a los clubes tras ser derrotada por Turner

Autor: La Tercera

Foto: Agenciauno

En su lucha por volver a la pelea, la cadena envió una carta dando a conocer a los clubes su postura en la previa de un consejo de presidentes extraordinario en el que se debe ratificar la elección de Turner.


Fox Networks Group (FNG) sigue dando la pelea por seguir como opción para quedarse con el CDF. A través de una carta enviada a los clubes, la cadena plantea que “No existe mayor riesgo de demora en la ejecución de los contratos ni en la obtención de la autorización de libre competencia”, todo esto en la previa de un consejo de presidentes extraordinario en el que debe ratificarse la elección de Turner.

Revisa los argumentos de Fox:

Tal como se indicó en nuestra carta anterior, a continuación encontrarán los argumentos que nos permiten afirmar en forma contundente que, de resultar elegida en este proceso la oferta presentada por Fox Networks Group (“FNG”), no existe mayor riesgo de demora en la ejecución de los contratos ni en la obtención de la autorización de libre competencia:

1. No es efectivo que el hecho que una importante empresa de medios internacional se encuentre en proceso de adquisición de FNG provocaría que la aprobación de la adquisición de CDF sea más difícil o que tardará más. En términos estrictamente técnicos, la adquisición de CDF sería un proceso que se iniciaría antes, con el otro y que se tramitaría ante la autoridad en forma independiente. Afirmar lo contrario implicaría presumir que nuestras autoridades de libre competencia, entes que son eminentemente técnicos, se dejarían permear por consideraciones extraeconómicas y de índole política, todas cuestiones que no pueden estar más alejadas de la realidad. Por lo demás, el procedimiento regulado en la normativa no permitiría a la autoridad sujetar la adquisición de CDF a la presentación de la referida operación internacional.

2. La opinión de los principales expertos en la materia es clara: CDF transmite y comercializa un producto que no tiene sustituto en la industria de las telecomunicaciones, tal como ocurre con cada una de las ligas existentes en el mundo (por ejemplo La Liga Española y la Premier League). En virtud de lo anterior, cualquiera que sea el adquirente de dicho canal, con independencia de la cantidad y tipo de señales que maneje, no representa un riesgo de concentración. De esa forma, el que un adquirente tenga otras señales de deporte no implica una concentración en la industria.

3. Por lo tanto, corresponde ahora analizar los otros riesgos que podrían presentarse. En una escala de mayor a menor gravedad, los riesgos denominados verticales son, técnicamente, más graves que aquellos conocidos como de portafolio. Los riesgos verticales se producen cuando el proveedor (un canal de televisión) y el distribuidor (cable operador) de un producto son de propiedad de la misma persona. Por otra parte, los riesgos de portafolio implican que un mismo dueño tiene varios productos que son complementarios (varias señales de televisión).

4. En este caso, ocurre que FNG sólo podría estar afecta a un análisis de riesgos de portafolio, pues no existe en su estructura una integración vertical. De allí que, no sólo estemos frente a un riesgo menor, sino que, además, sea de fácil solución, pues la forma de compensar este tipo de riesgos es por la vía de prohibir las ventas atadas (impedir la compra de dos productos en forma separada), cuestión que no representa un inconveniente para FNG.

5. Ahora bien, esta posición beneficiosa de FNG no es comparable con la de su competidor en este proceso, que no sólo comparte los riesgos de portafolio (que en audiencia supera en 3,5 veces la participación de FNG y que cuenta con los derechos de transmisión en exclusiva de las próximas clasificatorias mundialistas), sino que, además, se encuentra en un proceso paralelo de adquisición de un cable operador que lo pone en una situación de riesgo superior. En efecto, de resultar el competidor en este proceso propietario de un cable operador, los riesgos de abusar de la posición de dominio que le conferiría tener CDF dentro de su catálogo se multiplicarían y harían que las autoridades de libre competencia decidieran analizar con mucho celo una operación de estas características.

6. De esa forma, nuestro competidor en este proceso se encuentra en presencia de los dos riesgos antes enunciados, cuestión que, objetivamente, implica que tiene una posición menos ventajosa que FNG para enfrentar el proceso de aprobación de libre competencia.

Seguir leyendo