Expresidente de la Conmebol recibe la libertad provisional

Autor: Agencias

Un juzgado uruguayo le otorgó el beneficio a Eugenio Figueredo, quien lleva más de dos años y medio en arresto domiciliario.


El expresidente de la Conmebol Eugenio Figueredo recibió el viernes la libertad provisional tras permanecer en la cárcel y estar en prisión domiciliaria durante más de dos años y medio.

Un juzgado le otorgó el beneficio de la libertad provisional mientras Figueredo aguarda por la conclusión del proceso judicial por los delitos de estafa y lavado de activos. La defensa del ex dirigente del fútbol uruguayo y sudamericano solicitó la medida argumentando el tiempo de prisión ya cumplido y el embargo de más de 10 millones de dólares en bienes.

Figueredo, de 85 años, fue detenido en Suiza en mayo de 2015 y estuvo siete meses preso en ese paí­s, en el mercado de la investigación del Departamento de Justicia estadounidense sobre la corrupción en el fútbol internacional. Aunque Estados Unidos también solicitó su extradición, las autoridades suizas lo enviaron a Uruguay, donde también fue imputado por delitos de corrupción y estuvo en prisión desde diciembre de 2015. En abril de 2016, debido a su edad y problemas de salud, se le concedió el beneficio de prisión domiciliaria.

Durante los interrogatorios que se le realizaron en el juzgado de crimen organizado que sigue su caso, el expresidente de la Conmebol admitió haber recibido millonarios sobornos de las empresas que comercializaban los derechos televisivos del fútbol sudamericano.

El caso en Uruguay comenzó con una denuncia penal que presentaron clubes y el sindicato de jugadores profesionales, que acusaron a la Conmebol de haber desestimado ofertas de empresas que pagarí­an más por la transmisión de los torneos continentales Copa Libertadores y Copa Sudamericana.

El Departamento de Justicia estadounidense acusó a Figueredo de crimen organizado, fraude electrónico y lavado de dinero por su participación en la trama de sobornos a cambio de los derechos comerciales de torneos, incluyendo la Copa América. Esos delitos conllevan una pena máxima de 20 años de cárcel. También lo acusó de mentir al “declarar que sufrí­a de demencia severa” para no someterse a pruebas de civismo y de inglés cuando recibió la ciudadaní­a estadounidense en 2006.

El juicio contra otro ex presidente de la Conmebol, el paraguayo Juan Angel Napout, está en sus etapas finales en un tribunal federal en Nueva York. El jurado comenzó el viernes a deliberar en el juicio contra Napout, el ex presidente de la confederación brasileña de fútbol, José Marí­a Marin, y el ex mandamás del fútbol peruano, Manuel Burga, acusados de aceptar millones de dólares en sobornos de empresas de mercadeo deportivo.

Seguir leyendo