Everton juega para Unión Española

En el inicio de la novena fecha del Transición, los ruleteros desperdiciaron la opción de alcanzar a los hispanos en la cima. Empataron 1-1 con Curicó. Los Torteros sostuvieron el resultado en la gran actuación del arquero Jorge Deschamps.


Volvió la actividad del campeonato local. Se retomó el Torneo de Transición, en la semana más triste del fútbol chileno en años, luego de la no clasificación de la Selección a la Copa del Mundo de Rusia. El retorno del certamen fue con el empate 1-1 entre Everton y Curicó Unido.

En este Transición de los candidatos inesperados (Unión Española, Antofagasta y los de Viña del Mar), la ilusión ruletera se frenó de golpe en la fecha anterior, con una derrota tan holgada como cruel ante Audax Italiano en la cancha sintética de La Florida, marcada por el grueso error de Eduardo Lobos, que significó un gol. Por lo mismo, era imperioso vencer a los Torteros, que también están inmersos en una lucha, pero una menos glamorosa: la permanencia.

La superioridad viñamarina fue notoria en la primera parte. Pese a que tuvo menos el balón que su rival (48%-52%), fue más profundo, apoyado en el gran momento que atraviesa Juan Ezequiel Cuevas. El argentino naturalizado mexicano, una versión menos explosiva pero más técnica de Maximiliano Cerato, le aporta mucho al ataque de Everton. Y eso que juega con el perfil cambiado (zurdo por la derecha, a lo Robben). Un desborde de Cuevas terminó con el 1-0 de Patricio Rubio, quien definió de zurda (14′). El equipo de Vitamina Sánchez pudo irse al descanso con otra anotación, pero el golero Jorge Deschamps y los postes lo evitaron. El arquero curicano fue vital para que el desenlace fuera como fue.

¿Y Curicó? Muy poco. No obstante, eso cambió en el segundo lapso.

Temprano, un cabezazo de Diego Alvarado se clava en el pórtico de Lobos (lenta la reacción del fornido meta) y empata (48′). Sorpresa en Sausalito. La primera llegada clara de Curicó y gol. Con la igualdad, afloraron las dudas en Everton, que no pudo sostener lo bueno que hizo en los primeros 45 minutos. Se desordenó. Aún así, convirtieron a Deschamps en una de las figuras. El 1 tuvo notables tapadas, siendo la mejor una ante un cabezazo de Ochoa despejando sobre la línea (77′).

Everton desperdició la opción de dormir como uno de los líderes del torneo, alcanzando a Unión Española. Además, justo en la previa al clásico porteño contra Wanderers del próximo domingo, en Valparaíso. Con 16 puntos alcanzan a Antofagasta, que recibe a la U este sábado. Objetivo no cumplido. La cima la siguen mirando a distancia.

Seguir leyendo