Rodrigo Goldberg

Rodrigo Goldberg

Ex futbolista , comentarista y panelista de El Deportivo.

El Deportivo

El estudio de Córdova


Dicen que una de las cosas lindas del fútbol es lo impredecible que puede ser un partido. Dicen que una final la puede ganar cualquiera. O que las finales se ganan, no se juegan (con lo quiera que signifique eso).

Sin embargo, en el desarrollo del juego, hay ciertas congruencias y elementos que están lejos de ser fortuitos o ser producto de la casualidad.

Afortunadamente el partido del sábado pasado nos deja un recuerdo fresco y válido para establecer una comparación reciente. Y en este aspecto Wanderers mostró un interesante aprendizaje de la mano de Córdova.

Muchos pensamos que el cambio vendría desde los nombres, sin embargo se repitió la misma oncena y la misma organización de juego.

¿Dónde estaba el cambio? Primero en la forma de defender y segundo en la ubicación de la línea defensiva. Marcó con más gente en el mediocampo (Carvajal, Cuadra, García y Pavez) y soltó a Cortés para enlazar con los delanteros.

Ese sólo cambio desnudo un problema constante que ha tenido la Universidad de Chile. La eficacia defensiva azul depende del volumen, no del orden. Frente a Antofagasta, la UC y el mismo Wanderers, la U defendió con 6 ó 7 futbolistas (siempre de frente), agrupando más que ordenando. Córdova tomó nota y detectó de manera temprana los espacios que se estaban generando y mostró una cara distinta a la de la semana anterior.

La tranquilidad con la que los porteños jugaron después del primer gol le permitió administrar mejor el balón y esperara a la U (precisamente lo que sufrió en Valparaíso).

Cuando Hoyos quiso cambiar se dio cuenta que sólo tenía a Pizarro para darle un matiz distinto, pero no decisivo.

El triunfo de Wanderers, además de justo, fue producto de una planificación muy bien pensada.

Este partido tenía un premio intangible. Con ambos ya clasificados a Copa Libertadores el principal objetivo (además del obvio título) era ratificar algunas certezas. La metodología por parte de Wanderers y el pragmatismo parte de la U. De esta última me quedan dudas.

Seguir leyendo