El Deportivo

El bichito del fútbol

Apartir de la década de 1940, el sueño de un futbolista chileno era debutar en primera división, aparecer en la portada de la revista Estadio, llegar a la selección nacional, dar una vuelta olímpica…

Julio Guillermo Menadier Donoso nació el 30 de agosto de 1936, llegó a las cadetes de Universidad de Chile a los 17 años, en la misma división de Leonel Sánchez y Carlos Campos que entrenaba en las canchas de tierra del Estadio Nacional. Su hermano Juan, cuatro años mayor, fue tercer arquero del Chuncho detrás de Mario Ibáñez y José Zacarías. Su único partido fue en 1953, cuando reemplazó al lesionado Ibáñez en momentos que Colo Colo ganaba 4-1. A él le convertirían otros dos goles. Su hermano Óscar, dos años menor, fue puntero derecho y actuó brevemente por los azules en 1958.

El centrodelantero Julio Menadier, 1,83 metros y 78 kilos, se aprestaba a jugar por los juveniles de la U ante Santiago Morning en el preliminar del partido Chile-España en 1953, cuando le enseñaron un papel que había firmado por equivocación en Santiago Morning. “En ese tiempo yo no había desarrollado mi personalidad y me vi obligado a aceptar”.

Menadier era hincha de Magallanes y su ídolo fue el argentino Luis Méndez, el Loco, un personaje que solía sacar de quicio a Sergio Livingstone y anotarle goles con su anticipación. “Debuté frente a Unión Española y mi primer gol se lo marqué a Mario Ibáñez, de Universidad de Chile. En mi puesto admiraba la inteligencia y técnica de René Meléndez y el juego aéreo y el disparo con las dos piernas de Jorge Robledo”.

En esos años, los últimos seis equipos disputaban una liguilla para evitar el descenso y Santiago Morning se salvó en 1954 y 1955 con los goles de Menadier: “Me ayudó mucho contar con Cua-Cuá Enrique Hormazábal y Guillermo Díaz Carmona. En 1956, Cua-Cuá pasó a Colo Colo y entonces Santiago Morning descendió. En 1957 empatamos el primer lugar con Deportes La Serena y hubo una definición en Quillota que perdimos 1-0 con gol de Carlos Verdejo. Ese año fui el máximo goleador de segunda división con 28 goles. Recibí ofertas de Deportes La Serena y de Colo Colo, tenía todo tratado, pero Santiago Morning no me transfirió y me dio de prima una máquina de coser. En 1959 fuimos campeones del Ascenso, con Adán Godoy y el Chita Cruz”.

Titulado de cortador sastre a los 19 años y dueño de una sastrería en Independencia 1160, “cometí el peor error de mi vida y acepté la oferta de Lister Rossel de Linares en 1961. Solo me pagaron cuatro meses…” Dejó el fútbol, obtuvo el primer lugar en el Curso de Monitor (1968) y el quinto en el de Entrenador (1970). En 1972 se hizo cargo de Ferroviarios, donde se reencontró con sus excompañeros Leonel Sánchez, Luis Eyzaguirre y el Pluto Contreras. “Hicimos una campaña espectacular y fuimos vicecampeones”.

Exhibe un récord Julio Menadier: “Tuve que lidiar con los presidentes de clubes más duros, Rafael Blanco (Santiago Morning), Juan Scapini (Audax Italiano) y Joaquín Dueñas (Ferroviarios), quien no quería subir a primera y me echó de Talagante-Ferro cuando íbamos punteros”.

Además de una página de Estadio con la firma de Jumar (Julio Martínez) y tres contratapas con Santiago Morning, Menadier fue oficial del Registro Civil (seis años), dirigió con éxito en la competencia bancaria (38 años) y en Chilectra (20), y a los 80 cumplidos mantiene una escuela de fútbol (Tito Becerra) en las canchas General Saavedra/Lafayette en el estadio Cementerio General.