Archivo de Chomsky

Un espacio para recordar a las grandes figuras del fútbol chileno que engalanaron las canchas de nuestro país.

Chomsky

El bichito del fútbol

Autor: Chomsky


Apartir de la década de 1940, el sueño de un futbolista chileno era debutar en primera división, aparecer en la portada de la revista Estadio, llegar a la selección nacional, dar una vuelta olímpica…

Julio Guillermo Menadier Donoso nació el 30 de agosto de 1936, llegó a las cadetes de Universidad de Chile a los 17 años, en la misma división de Leonel Sánchez y Carlos Campos que entrenaba en las canchas de tierra del Estadio Nacional. Su hermano Juan, cuatro años mayor, fue tercer arquero del Chuncho detrás de Mario Ibáñez y José Zacarías. Su único partido fue en 1953, cuando reemplazó al lesionado Ibáñez en momentos que Colo Colo ganaba 4-1. A él le convertirían otros dos goles. Su hermano Óscar, dos años menor, fue puntero derecho y actuó brevemente por los azules en 1958.

El centrodelantero Julio Menadier, 1,83 metros y 78 kilos, se aprestaba a jugar por los juveniles de la U ante Santiago Morning en el preliminar del partido Chile-España en 1953, cuando le enseñaron un papel que había firmado por equivocación en Santiago Morning. “En ese tiempo yo no había desarrollado mi personalidad y me vi obligado a aceptar”.

Menadier era hincha de Magallanes y su ídolo fue el argentino Luis Méndez, el Loco, un personaje que solía sacar de quicio a Sergio Livingstone y anotarle goles con su anticipación. “Debuté frente a Unión Española y mi primer gol se lo marqué a Mario Ibáñez, de Universidad de Chile. En mi puesto admiraba la inteligencia y técnica de René Meléndez y el juego aéreo y el disparo con las dos piernas de Jorge Robledo”.

En esos años, los últimos seis equipos disputaban una liguilla para evitar el descenso y Santiago Morning se salvó en 1954 y 1955 con los goles de Menadier: “Me ayudó mucho contar con Cua-Cuá Enrique Hormazábal y Guillermo Díaz Carmona. En 1956, Cua-Cuá pasó a Colo Colo y entonces Santiago Morning descendió. En 1957 empatamos el primer lugar con Deportes La Serena y hubo una definición en Quillota que perdimos 1-0 con gol de Carlos Verdejo. Ese año fui el máximo goleador de segunda división con 28 goles. Recibí ofertas de Deportes La Serena y de Colo Colo, tenía todo tratado, pero Santiago Morning no me transfirió y me dio de prima una máquina de coser. En 1959 fuimos campeones del Ascenso, con Adán Godoy y el Chita Cruz”.

Titulado de cortador sastre a los 19 años y dueño de una sastrería en Independencia 1160, “cometí el peor error de mi vida y acepté la oferta de Lister Rossel de Linares en 1961. Solo me pagaron cuatro meses…” Dejó el fútbol, obtuvo el primer lugar en el Curso de Monitor (1968) y el quinto en el de Entrenador (1970). En 1972 se hizo cargo de Ferroviarios, donde se reencontró con sus excompañeros Leonel Sánchez, Luis Eyzaguirre y el Pluto Contreras. “Hicimos una campaña espectacular y fuimos vicecampeones”.

Exhibe un récord Julio Menadier: “Tuve que lidiar con los presidentes de clubes más duros, Rafael Blanco (Santiago Morning), Juan Scapini (Audax Italiano) y Joaquín Dueñas (Ferroviarios), quien no quería subir a primera y me echó de Talagante-Ferro cuando íbamos punteros”.

Además de una página de Estadio con la firma de Jumar (Julio Martínez) y tres contratapas con Santiago Morning, Menadier fue oficial del Registro Civil (seis años), dirigió con éxito en la competencia bancaria (38 años) y en Chilectra (20), y a los 80 cumplidos mantiene una escuela de fútbol (Tito Becerra) en las canchas General Saavedra/Lafayette en el estadio Cementerio General.

Seguir leyendo