Diego Churín: “No me parece que Unión sea tan defensiva”

Con el equipo hispano aún en la pelea por el título, el atacante que aportaba sus gol justo hasta el Transición habla del fútbol que dejó y del que disfruta.


Diego Churín (27 años) vive horas decisivas. A dos bandas. En su actual equipo, Cerro Porteño, que lucha por titularse campeón en Paraguay y, a la distancia, con su ex escuadra, Unión Española, que postula a la corona del Torneo de Transición, aunque su chance ya no depende únicamente de sus posibilidades.

El delantero, oriundo de Pergamino, en Argentina, reconoce que sigue con atención el desenlace del Transición. En Paraguay su estatus es distinto al que tenía en Chile. En Asunción, por la popularidad de su equipo, lo paran a cada rato en la calle. Le piden fotos y autógrafos. Con nueve goles, se ganó el corazón de los hinchas. Una parte del suyo quedó en el estadio Santa Laura. “Fue el equipo que me abrió las puertas”, le dice a eldeportivo de La Tercera.

¿Está pendiente de la suerte de Unión Española, que conserva las opciones se ser campeón?
Sí, por supuesto. Sigo mucho el campeonato chileno, porque jugué ahí y porque es interesante. Estoy pendiente tanto de Unión Española como de Colo Colo, por mi amigo Matías Zaldivia, con el que tengo una gran relación. Pero, en esta pasada, no tengo por dónde perderme. En Unión tengo muchos amigos, buenos recuerdos. Fue un club que me hizo sentir de muy buena forma. Unión está haciendo un campeonato bárbaro. Mi corazón está puesto en Unión. Hay algo especial, por lo que viví ahí. Eso no se olvida.

¿Qué le parece la Unión Española de Martín Palermo en esta temporada?
Ha sido un equipo nuevo, que ha ido consolidando una buena defensa y que a partir de eso construye su solidez. Arriba tiene referentes importantes como Gustavo (Canales) y Jaime, que en cualquier momento solucionan un problema por lo efectivos que son.

La mezquindad de su propuesta le ha generado críticas. Un equipo demasiado pragmático. Distinto al que usted integró.
He visto partidos en que Unión propone y trata de controlar la pelota; no me parece que sea tan defensivo como dice. A veces es mala suerte que la pelota no entre, pero he visto que el equipo se genera posibilidades de gol. Por algo está peleando el título.

¿Qué diferencias encontró en Paraguay respecto del fútbol chileno?
Es un poco más físico, con más roce, pero tiene cosas similares. Se aprovechan los espacios. Es un poco más agresivo, aunque no al extremo de la mala intención.

¿Está Cerro Porteño a la altura de los grandes del fútbol chileno?
Me toca vivir Cerro Porteño desde adentro y me he dado cuenta de que genera mucho en la gente. Es un equipo grande, muy popular. Jugamos con 40 mil personas todos los partidos y eso es espectacular. Hay presión de la gente y de los medios, que permanentemente están preocupados de lo que hacemos. Es un equipo grande.

Entonces, fue una buena decisión emigrar.
Sí. Siempre es bueno encontrar nuevos desafíos. En Cerro, desde el primer momento me trataron de diez. Costó un poquito la adaptación, como pasa siempre cuando uno cambia de club y más si es de liga. Por suerte, las cosas han ido resultando. Hoy estoy feliz.

¿Incluso sobre la posibilidad de haber vestido la camiseta de un grande en Chile?
Es algo pendiente, sin dudas. Hubo sondeos de los tres grandes, pero por distintas razones no se dio. No cierro las puertas para que suceda en el futuro. Me encantaría.

¿Qué le impidió hacerlo, considerando que hubo un interés concreto de la U por ficharlo?
Se hablaron muchas cosas que no eran ciertas.

Se dijo, por ejemplo, que sus pretensiones salariales eran demasiado elevadas.
Al no ser tanto como se decía, preferí alejarme y que lo manejaran mi agente y la U de Conce, dueña de la mitad de mi pase. Cada uno va a tratar de llevar la discusión a su conveniencia. De lo que estoy seguro es de que no fue tanto como decían.

Ha marcado nueve goles en la temporada, lo que habla de una buena adaptación al fútbol paraguayo.
Ha sido buena. La verdad, me siento contento, reconfortado a la hora del trabajo. La gente me lo hace sentir en la calle. Muy lindo.

¿Al ser Cerro Porteño un equipo popular, el asedio de los hinchas y la presión son distintos a lo que vivía en Unión?
Claro que es diferente a lo que vivía en Unión. Se nota la exigencia del club, lo grande que es. Lo estoy disfrutando mucho.

¿Qué salto piensa dar después de su paso por Paraguay?
Siempre uno busca elevar el nivel, el techo futbolístico y profesional. Ir a Europa sería un sueño. Trabajo día a día para eso. Al pasar los años y los partidos, uno va tomando experiencia. Acá jugamos con el mismo sistema que en Unión y eso me ha servido bastante. Trato, también, de trabajar mucho en lo táctico.

¿Ha recibido ofertas en este tiempo?

Algo me han comentado mis representantes. Hay por ahí algo de Ecuador y también de México, pero no quiero saber mucho hasta que no termine el torneo.

¿Es opción para usted volver a jugar alguna vez al fútbol chileno?
Sí. Hoy me siento cómodo acá, pero volver a Chile no es una opción que pueda descartar. Por el contrario, me gustaría mucho. Hay una parte de mi pase que pertenece a Universidad de Concepción. Entonces, todavía tengo algo que ver con el fútbol chileno.

Seguir leyendo