El Deportivo

Deportista joven: Soto vuelve a dar en el blanco

Ricardo Soto es el mejor proyecto deportivo de Chile. Lo sabe él (aunque su modestia le impida verbalizarlo); lo dicen sus compañeros (que han vuelto a elegirlo, por segunda vez consecutiva, el mejor deportista joven del año); y lo ratifican sus resultados.

Y es que si había dudas respecto de su verdadero potencial, el propio arquero se encargó de despejarlas en su segundo año en la élite deportiva. Porque la temporada 2017 firmada por el atleta ariqueño (nacido en Concepción el 20 de octubre de 1999, pero criado y afincado en el norte del país) ha sido sencillamente ilusionante.

El festín de medallas del chileno más joven de la historia en participar en unos Juegos Olímpicos (marca registrada el pasado año en Río, con 16 años), comenzó el 5 de octubre en Rosario, Argentina, en el marco del Mundial Juvenil de la disciplina. Allí, tras doblegar en la definición por el tercer puesto al holandés Jan Van Tongeren, Soto logró colgarse la medalla de bronce, una gesta que estuvo a un tris de repetir dos semanas más tarde, en Ciudad de México, en el Mundial adulto de Tiro con Arco.

Un certamen del que el niño prodigio del deporte chileno se despidió en cuartos, ante otro holandés, Steve Wijler, finalizando la competencia planetaria entre los ocho mejores del orbe.

Extraordinario. “El bronce del Mundial Juvenil fue una medalla histórica porque era la primera vez que Chile lograba una medalla en un juvenil de tiro con arco. Y en el Mundial adulto estaba muy enfocado y disparé excelente”, relata el arquero a eldeportivo de La Tercera.

El colofón a su notable 2017 llegó en noviembre, con su póker de medallas en los Juegos Bolivarianos de Santa Marta, Colombia. Dos oros en las competencias individuales de arco recurvo, una plata en equipo masculino y un bronce en equipo mixto: “En los Bolivarianos fue una labor ardua porque el calor era terrible y en los Mundiales se lograron los objetivos. En el adulto era quedar al menos como en las Olimpiadas, que había sido noveno. Y quedé séptimo. Y en Rosario era conseguir una medalla, y sacamos el bronce”, explica el tirador, que ya se enfoca en su 2018, donde disputará los Odesur, el Panamericano específico y las Copas del Mundo.

“Estoy feliz y agradecido de mis compañeros deportistas, pero hay que estar tranquilo y seguir paso a paso”, sentencia Soto, elegido en la encuesta como el mejor deportista joven por delante de otras promesas que brillaron en 2017, como Claudio Romero (oro en lanzamiento de disco en el Mundial Sub 18), las mellizas Abraham (oro en el Mundial Sub 23 de Remo), la esgrimista Katina Proestakis (oro en los Suramericanos de la Juventud), el golfista Joaquín Niemann (número uno del ranking mundial amateur), la velocista Amanda Cerna (oro en los 200m del Mundial Juvenil de Atletismo Paralímpico) o Marion Serrano (oro y récord mundial juvenil en la halterofilia paralímpica). Los deportistas del futuro. Los nombres de la esperanza.