Archivo de Chomsky

Un espacio para recordar a las grandes figuras del fútbol chileno que engalanaron las canchas de nuestro país.

Chomsky

Caszely comediante

Autor: Chomsky


C arlos Caszely fue polifacético siempre. De futbolista estudió Educación Física en la Universidad de Chile, fue cantante (grabó “El hincha”, ese del coro “domingo por la mañana…”), se tituló en Administración de Empresas en Barcelona, fue propietario de un restaurante, de un colegio, comerciante, periodista, se dedicó al corretaje de propiedades, participó en obras de teatro y en cine, figura en el documental “Los rebeldes del fútbol”, agregado deportivo en España…

Como jugador, Caszely dio cinco vueltas olímpicas en torneos nacionales, otras tres en la Copa Chile, fue máximo anotador durante tres años sucesivos, goleador y vicecampeón de la Copa Libertadores 1973, segundo goleador de la liga española 1975-1976 (el Pichichi fue Quini), vicecampeón de la Copa América 1979, seleccionado de Chile desde 1969 a 1985, etc.

Todos sus galardones pasaron a segundo plano desde que falló un penal ante Austria en la Copa del Mundo España 1982. Caszely bebió el trago amargo de la frustración y tal como en el judo se debe ceder a la fuerza del oponente para mantener el equilibrio y cambiar las circunstancias, después le sacó provecho con varios anuncios de publicidad.

En su actual emprendimiento, comediante en la obra “Humor en un metro cuadrado”, Caszely vuelve sobre el penal perdido y arranca carcajadas de los espectadores. Dado su éxito, seguramente el monólogo recorrerá los casinos del país.

El primer penal que ejecutó Caszely fue en octubre de 1973, cuando en el estadio Nou Camp de Barcelona se enfrentaron las selecciones de Europa y América. Fue la primera vez que vi en directo al astro holandés Johan Cruyff. Los 90 minutos finalizaron empatados 4-4 y, por horario del satélite, la televisión no transmitió la definición por penales. Allí ganó América 3-2 y el último lanzamiento le correspondió a Caszely, quien engañó al arquero José Ángel Iríbar con un remate a media altura a la izquierda.  La pelota quedó atrapada en el fierro que sostiene la red. ¡Golazo!

En 2009, 36 años después, con el colega Juan Cristóbal Guarello llevamos el video de la definición a una cena de los viejos cracks del Colo Colo de Todos los Tiempos. Nadie había visto el gol de penal y Caszely se quedó esperando los aplausos de sus compañeros, pero lo único que se escuchó fue a Lizardo Garrido, quien gritó: “¿Por qué no lo tiraste así en España, hueón? Me hiciste perder 15 mil dólares en premios…”

Antes del Mundial de España, Caszely empezó a patear penales. Recuerdo algunas de sus anotaciones desde los 12 pasos: a Miguel Ángel Leyes (O’Higgins), José Gonzáles Ganoza (Perú), Leopoldo Vallejos (Everton) y Marco Cornez (Palestino).

El carácter de Caszely siempre fue el mismo. En una de sus citaciones a la selección del alemán Rudy Gutendorf en 1972, sus compañeros en Juan Pinto Durán le jugaron una broma y le echaron salsa de tomate a su vaso de Coca Cola. Los graciosos esperaban que escupiera la gaseosa, pero Caszely no les dio en el gusto y la bebió como si nada, hasta que el zaguero Fernando Astudillo no se aguantó más: “¡Tu bebida tiene ketchup!”. Caszely no se inmutó y le dijo: “Mentira, es Coca Cola sola”.

Seguir leyendo