Carolina Goic: “Tenemos que pensar en grande; postular al Mundial 2030”

Autor: Ignacio Leal


Carolina Goic (44) sueña con ser la segunda presidenta de Chile. El deporte, dice, será eje fundamental de su gobierno.

Cuando inició su campaña se alineó fuerte con el deporte. Participó con Ilic, incluyó al Murci Rojas, y estuvo atenta a la nacionalización de Arley Méndez. ¿Qué ve en el deporte o es sólo propaganda?

Sí. Era para dar una señal, porque el deporte es fundamental. El eje principal de mi propuesta es salud y, si lo piensa, no vamos a avanzar si no generamos una cultura deportiva en los niños más pequeños.

¿Qué deportes siguen en su casa?

Se sigue el fútbol, aunque mi marido es fanático del pádel. A mí me encanta más llevar una vida activa, andar en bicicleta, en patines y disfrutar en familia.

Pero en Magallanes, su tierra, no se juega mucho al fútbol.

¡Claro! Me pasa mucho que me piden que se reconozcan otras disciplinas que a veces son invisibilizadas, como el pádel, que se juega mucho allá, o el básquetbol, el esgrima o el judo. Son muchos los ejemplos.

Patina, juega al pádel, sale en bicicleta… ¿Es la candidata deportista, entonces?

No tanto como deportista. Así no. Pero sí soy muy activa.

¿Se dedicó a algún deporte?

Cuando chica nadaba mucho, también patiné. Pero fundamentalmente lo mío fue la natación.

Dudo que se especializara en aguas abiertas.

No, no. Nunca intenté cruzar el Estrecho de Magallanes.

¿Que propone usted para el deporte?

Mi propuesta se divide en tres ejes, uno es el deporte masivo. Algo que conversé mucho con Murci es que el hacer deporte para los niños resulta, a veces, más satisfactorio que la droga. Queremos a los niños haciendo deportes y no en la droga. Por eso tenemos un plan de 1.000 canchas. Otro punto es el de los deportes paralímpicos, por una mirada de integración, y la otra es el deporte de alto rendimiento, garantizar a cada uno educación superior.

¿Cómo les garatizará eso?

Becándolos. Tienen la presión de entrar a la universidad o dedicarse al deporte. Vamos a crear esa beca para que todos puedan estudiar.

También promete previsión social, una promesa recurrente que nunca se ha concretado.

Sí. Tenemos tremendos deportistas, nuestros orgullos nacionales, que después llegan a la tercera edad y quedan solos. Yo pienso en la seguridad social para todos ellos.

¿Aceptaría la invitación de un futbolista a su matrimonio?

Creo que sí. Es un gesto bonito, es muy probable que participara.

Sigamos soñando: si es presidenta, ¿reemplazará a Michelle Bachelet como el amuleto de la Roja?

No sé si hay un amuleto o no. Lo que sí quiero es estar en terreno, acompañando a la gente. Eso es valioso. Y sobre todo estar en las buenas y en las malas con el equipo.

¿Sus propuestas vienen a continuar lo planteado por el Gobierno?

Sí, pero ponemos énfasis distintos, porque yo propongo cuatro horas de educación física para motivar la práctica deportiva. Que la mitad de los niños de primero a tercero básico tengan sobrepeso es algo que nos debe movilizar.

¿Contempla alguna reforma para las sociedades anónimas en el fútbol profesional?

Por supuesto. Es un tema que hay que resolver. Lo estuvimos conversando con Harold Mayne-Nichols, y vimos lo que él hace en la población. Hay que buscar garantías del buen uso de los recursos y que no sean los deportistas o los hinchas los que se vean afectados por las malas gestiones de las sociedades.

En el fútbol ¿por quién milita?

Por la U de Chile. Eso sí, yo voy a gobernar por todos los chilenos y chilenas.

¿Admira o se representa con algún futbolista?

Sí, a varios. Me encanta Jean Beausejour, por cómo está metido en todos los temas de contingencia y de su gente. A Bravo, que tiene una altura de miras para liderar el equipo. A Gary, al Chico Maravilla -sé que es el Niño, pero yo le digo Chico-. Todos tienen algo que valorar, por algo los niños quieren ser como ellos.

Usted propone a Chile, junto a otros países, para postular al Mundial de Fútbol de 2030.

Es que tenemos que pensar en grande. Eso será algo que no podemos lograr solos, pero si nos unimos a otros países podremos ser una alternativa de sede.

¿Con quiénes se uniría para pedir la sede de la Copa? Argentina y Uruguay ya están organizándose.

Haremos una invitación abierta. Probablemente con Argentina o con otros. Creo que sería una buena señal de trabajo entre vecinos, además. El deporte tiene esa gracia, de que une más que separa.

El IND ha tenido siete directores en sólo dos años…

Eso le hace mucho daño a la política pública, porque no te permite tener estabilidad. Yo apelo a la buena gestión en la administración pública, desde los mecanismos de selección de las autoridades hasta la propuesta anticorrupción en los servicios para evitar las malas prácticas. Cuando hablamos de políticas de deportes, me cuesta imaginar que no se piense en una política de Estado. No se trata de ser de derecha o izquierda, sino de apuntar a potenciar talentos.

¿Planea alguna reforma para unir realmente al Ministerio del Deporte y el IND?

Efectivamente. Pero ésta debe ser una política de Estado, no de un gobierno de cuatro años.

Los deportistas se quejan del exceso de burocracia para los apoyos.

Sí. Muchas veces el sistema le pide mucho a los deportistas y ahí se pierde el objetivo, que es acompañarlos y respaldarlos. Queremos coordinarnos mejor, también a nivel de municipios.

Se vienen los Juegos Panamericanos de 2023 y el próximo presidente será el gran gestor de las medallas que se consigan. ¿Usted a qué apuntará?

Si hay algo importante es que, sobre todo en el tema de financiamiento, se pueda tener recursos permanentemente, no sólo por proyectos, porque eso a veces no nos garantiza continuidad. Hay que apoyarlos siempre.

#Tags


Seguir leyendo