Barcelona y Las Palmas jugarán a puertas cerradas

La convulsión social que produce el referéndum independentista en Cataluña tornaron aconsejable la postergación del compromiso.


En Barcelona, la convulsión social es mayor. La decisión de las autoridades de España de impedir el referéndum independentista en Cataluña a cualquier costo genera una alta cuota de violencia en la Ciudad Condal. En ese contexto, la liga española optó porque el partido entre el Barcelona y Unión Deportiva Las Palmas se dispute a puertas cerradas.

El revuelo motivo a los dirigentes del club azulgrana a sugerirle a las autoridades de La Liga la suspensión del encuentro. Estos, a su vez, remitieron la determinación al dictamen de la comisión de seguridad policial catalana. Los Mossos también aconsejaron que el encuentro deportivo no se llevara a cabo. Sin embargo, a última hora, se determinó que el duelo se disputara sin público en las gradas.

En Barcelona se están produciendo fuertes actos represivos para evitar la consulta ciudadana.

Seguir leyendo