Con sufrimiento, Chile derrota a Ecuador y viaja con esperanza a Brasil